Hanoi, 28 ene (VNA) - El equipo vietnamita, que aterrizó esta tarde en el aeropuerto internacional de Noi Bai después de ganar el segundo lugar en el Campeonato Asiático de fútbol sub23 2018, fue condecorado por el primer ministro Nguyen Xuan Phuc.

Premier de Vietnam destaca histórico triunfo de selección sub23 en Campeonato continental Fuente: VNA)


Treinta kilómetros de desfile triunfal, camino que duró más de cinco horas entre la gran multitud nunca vista en Hanoi, los jóvenes jugadores se han concentrado en su paso decenas de miles de fanáticos en medio de un mar de banderas rojas con la estrella dorada de cinco puntas en su centro.

Todo el equipo vietnamita fue a las 18:30 hora local para informar sobre su logro y rendir homenaje al presidente Ho Chi Minh en su mausoleo, antes de ser recibido por el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc, en la sede del gobierno.

"Les he estado esperando aquí por más de cinco horas", dijo el jefe de gobierno en la reunión, a la que asistieron el viceprimer ministro Vu Duc Dam y otros titulares.

"Nunca ha habido una espera tan larga por parte de un jefe de gobierno, pero tampoco ha habido una alegría tan inmensa, porque a esta expectativa se mezcla el regocijo de todo el pueblo vietnamita, especialmente los habitantes de Hanoi", expresó.

El ministro jefe de la Oficina de Gobierno, Mai Tien Dung; el titular de Cultura, Deportes y Turismo, Nguyen Ngoc Thien; y el ministro de Industria y Comercio, Tran Tuan Anh, también participaron en el encuentro.

El jefe del gobierno vietnamita, que envió dos cartas y mantuvo una conversación telefónica con el equipo para felicitarlos, distinguió con certificados de mérito a los 21 jugadores y a los técnicos y funcionarios de la escuadra.

Además, propuso al presidente, Tran Dai Quang, conferir la Orden del Trabajo de Primera Clase a todos los integrantes del combinado, y adicionalmente, la de Tercera Clase al arquero Bui Tien Dung, al centrocampista Nguyen Quang Hai y al entrenador surcoreano Park Hang-seo.

En la victoria sobre Qatar en las semifinales, Quang Hai anotó los dos goles que le dieron la igualada a la nación indochina, siempre viniendo desde atrás, mientras Tien Dung detuvo dos tiros en la tanda decisoria de penales, que concluyó 4-3.

En el partido final, el centrocampista Quang Hai dibujó una curva con el balón que resultó imparable para el portero uzbeco en el minuto 41.

Los discípulos del entrenador sudcoreano Park Hang-seo, a quienes se les había dado poca oportunidad de superar a los favoritos del certamen, jugaron con determinación para clasificar por primera vez a la final del Campeonato continental del fútbol sub-23.

La copa se les escapó de las manos en el minuto 119 en tiempo extra en el Estadio Changzhou de la homónima ciudad china, que se convirtió en una verdadera pista de hielo en invierno. Sin embargo, su valentía inspiró el orgullo de todos los vietnamitas y los convirtió en los verdaderos campeones en el corazón de millones de fanáticos del país indochino.

Más tarde del propio día, el equipo vietnamita sub23 participó en una ceremonia celebrada en su honor en el estadio My Dinh en Hanoi, con decenas de miles de admiradores. – VNA

VNA- DEP