Hanoi (VNA)- Vietnam, uno de los primeros productores agrícolas del mundo, proyecta promover una producción limpia y segura en el futuro mediante el uso de fertilizantes orgánicos.

Situada en el puesto 18 en la escala mundial de productores agrícolas y en la segunda posición en el sudeste asiático, el gobierno del país indochino considera que el empleo de los fertilizantes orgánicos es clave para alcanzar un desarrollo sostenible y amigable con el medio ambiente.

Según las estadísticas, 90 por ciento las actividades agrícolas del país se basan en el uso de los fertilizantes inorgánicos y químicos representan, mientras que los orgánicos representan solo un pequeño porcentaje.

El uso excesivo de los también llamados fertilizantes químicos al largo plazo en el país contamina el hábitat y provocará la baja calidad de los productos.

La doctora Pham Thi Vuong, directora interino del Instituto de Protección de Plantas, opinó que el uso de los fertilizantes orgánicos en lugar de los inorgánicos en los cultivos reducirá la contaminación de los recursos hidráulicos y la tierra y la dependencia en el uso de pesticidas.

Los productos orgánicos son más limpios y seguros, con un valor mayor en el mercado, aumentando así su potencial de exportación, añadió.

Para desarrollar una agricultura segura y sostenible, Vietnam necesita establecer un sistema de fábricas de fertilizantes y plaguicidas amigables con el entorno, resaltó, y sugirió promover el uso de los fertilizantes orgánicos, las bioplaguicidas de nueva generación y reducir el uso de fertilizantes inorgánicos.

En los próximos años, el gobierno vietnamita aumentó el empleo de fertilizantes orgánicos de manera razonable en la producción agrícola a fin de garantizar la seguridad alimentaria y mejorar la calidad de los productos agrícolas, además de recuperar el ecosistema afectado por el uso de los otros, de acuerdo con Thi Vuong.

En esta nación indochina, el fertilizante orgánico también se utilizó en el pasado. Sin embargo, la producción industrial del mismo solo se ha desarrollado en los últimos años, cuando aumenta la demanda de productos seguros y ecológicos. Esta es la fuerza impulsora para el fomento de su producción en el país.

Según los datos registrados, la importación de fertilizantes orgánicos aumentó de manera considerable en los últimos tres años. Solo en 2017, el volumen de su compra alcanzó las 220 mil toneladas, el doble de 2016, lo que demuestra la alta demanda nacional.

Thi Vuong sostuvo que Vietnam dispone de unos 70 millones de toneladas de residuos agrícolas y otros 20 millones de los acuícolas que se pueden aprovechar como materia prima para producir los fertilizantes orgánicos.

El país cuenta en la actualidad con 180 empresas productoras de fertilizantes orgánicos, con una capacidad total de unos 1,3 millones de toneladas al año, número que podría llegar a tres millones de toneladas en 2020.-VNA

VNA-ECO