Hanoi,  (VNA) - El presidente Tran Dai Quang afirmó que el progreso de la revolución vietnamita durante los últimos 88 años constituye una muestra vívida e innegable de los valores perdurables del marxismo-leninismo.

Monumento de Marx en Chemnitz, Alemania (Fuente: Reuters)

En un artículo publicado en ocasión del aniversario 200 del natalicio de Karl Marx (5 de mayo de 1818), Dai Quang ratificó que el genio alemán, junto con Friedrich Engels, creó un sistema de pensamientos revolucionarios y científicos, que han servido como el timonel, un arma espiritual y la antorcha para la lucha de la clase obrera para eliminar la opresión y la explotación.

Reiteró que “El Capital” de Marx y el “Manifiesto del Partido Comunista” (en coautoría con Engels) son obras inmortales que mantienen amplia influencia en el mundo.    

Tras citar a V.I.Lenin, quien expresó que “el materialismo histórico de Marx es una enorme conquista del pensamiento científico”, Dai Quang también recalcó que el marxismo señaló la misión histórica de la clase obrera de eliminar el capitalismo y construir una nueva sociedad.

Con un sistema de pensamientos integrales que incluye el marxismo, la economía política marxista y el socialismo científico, Marx y Engels crearon una concepción del mundo científica, una metodología revolucionaria para percibir y cambiar el planeta, apuntó.

Los principios básicos del marxismo y las prácticas de la lucha revolucionaria fueron aplicados por V.I.Lenin para liderar a la clase obrera y a su pueblo hacia el triunfo de la Revolución de Octubre de 1917, la cual dio paso a la proclamación del Estado Soviético y la formación de un sistema de países socialistas en Asia, África y América Latina, reiteró Dai Quang en su artículo.

Especificó que, para Vietnam, el marxismo-leninismo se convirtió en la fuerza material y el legado espiritual para el pueblo a lo largo de su lucha por la libertad y la independencia.

Tras referirse a la valoración del Presidente Ho Chi Minh sobre el papel esencial del comunismo en la garantía de la libertad, la igualdad, la caridad, la solidaridad y el bienestar para todos los seres humanos, con independencia de su raza y origen, Dai Quang afirmó que el establecimiento del Partido Comunista de Vietnam (PCV) en 1930 es el resultado de la combinación entre el marxismo-leninismo, el movimiento obrero y el movimiento patriótico.

El Partido y Ho Chi Minh aplicaron de manera creativa y desarrollaron el marxismo-leninismo en las condiciones concretas de la Revolución vietnamita, liderando al pueblo a superar todas las dificultades para alcanzar victoria tras victoria contra el colonialismo francés y luego el imperialismo estadounidense,  cumplir el proceso de reunificación nacional e iniciar la construcción del socialismo, precisó.

Después de la caída de la Unión Soviética, dentro de un mundo en constante cambio, el PCV persiste en construir la línea del marxismo-leninismo y el pensamiento de Ho Chi Minh, determinando que la renovación del país no es abandonar el socialismo, sino que construir el mismo de una manera más acertada y más eficiente, aseguró.

Los logros alcanzados por la nación durante los 30 años de renovación evidencian que el camino elegido por el Partido Comunista es acertado y creativo, y que el itinerario de Vietnam hacia el socialismo concuerda con la situación del país y la tendencia de desarrollo de la historia, ratificó.

En ese sentido, afirmó que el aniversario del natalicio de Marx constituye una ocasión perfecta para manifestar el reconocimiento por su contribución a la clase obrera.

Los valores y la vigencia del marxismo-leninismo no radican en el suministro de la llave para solucionar todos los problemas, sino que en la presentación de la metodología de pensamiento y la concepción científica del mundo, para que se solucionen de manera correcta las exigencias planteadas por la construcción del socialismo en la actualidad, precisó.

También consideró que es necesario impulsar el estudio, el desarrollo, la aplicación y la divulgación del marxismo-leninismo y el pensamiento de Ho Chi Minh, con el fin de mejorar la conciencia pública, impedir la degradación del temperamento político y de la ética de los militantes, así como luchar contra las fuerzas hostiles.

Bajo la luz del marxismo-leninismo y el pensamiento de Ho Chi Minh, y con la confianza en el comunismo y el camino hacia el socialismo elegido por el Partido, el pueblo de Vietnam está determinado a promover la renovación, consolidar la unidad nacional y aprovechar su dinamismo y creatividad, para construir con éxito el socialismo y mantener firme la salvaguardia de la Patria, concluyó. - VNA