Naypyidaw (VNA) – El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, declaró que no impulsará las sanciones contra Myanmar por la crisis de refugiados rohingyas, y llamó a investigar las causas de la situación inestable en ese país sudesteasiático.  
Rex Tillerson (Fuente: VNA)


Durante una rueda de prensa conjunta con la Consejera de Estado de Myanmar, Aung San Suu Kyi, efectuada este miércoles aquí, Tillerson enfatizó que las sanciones económicas no serán apropiadas en este momento, y afirmó que aspira a la prosperidad de ese país.  

Sin embargo, manifestó las profundas preocupaciones de Washington sobre la violencia que obligó a más 600 mil rohingyas, en su mayoría mujeres y niños, a refugiarse a Bangladesh.  

También anunció que Estados Unidos ofrecerá una asistencia humanitaria adicional de 47 millones de dólares a Myanmar, elevando a 87 millones de dólares el financiamiento suministrado por Washington a los refugiados rohingyas desde agosto pasado.  

Myanmar es el último destino de la gira por Asia de Tillerson.

El 25 de agosto, estallaron en Rakhine conflictos originados por el ataque de rebeldes contra puestos policiales. Los enfrentamientos acaecidos en el estado myanmeno cobraron la vida de al menos 110 personas.

Estadísticas de las Naciones Unidas señalan además que más de 480 mil rohingyas se vieron obligados a huir de sus hogares y cruzaron la frontera con Bangladesh debido a la escalada de los actos de violencia en Rakhine.- VNA