Hanoi​ (VNA) – La selección de fútbol sub-23 de Vietnam regresó hoy a su país, en el caluroso abrazo de fanáticos.  
El autobús del equipo sub-23 (Fuente: VNA)

Presente en el acto de recepción, el viceprimer ministro Vu Duc Dam extendió sus felicitaciones a los jóvenes y manifestó su deseo de que mantengan el espíritu de competición valiente y consagratoria. 

Bajo la dirección del entrenador sudcoreano Park Hang Seo, los “gladiadores en rojo” hicieron historia al clasificarse en el segundo lugar en el Campeonato Asiático en China.

Llamado por la prensa internacional “Giant Killer” (Asesinario de los gigantes), el equipo sub-23 recuperó la confianza de los fanáticos nacionales en el fútbol vietnamita y ganó la admiración de amigos de otros países, especialmente de los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático. 
 
Más imágenes de la recepción al equipo sub-23:
 
El vicepremier vietnamita recibe a los jugadores de la selección de fútbol sub-23 de Vietnam (Fuente: VNA)">

En medio de decenas de miles de fanáticos congregados en el aeropuerto internacional de Noi Bai, a pesar de fuertes lluvias y el intenso frío, Nguyen Khanh Hoi manifestó su orgullo y felicidad al dar la bienvenida a sus queridos jóvenes. 

“El equipo U-23 es destacado por su unidad, alta disciplina y un espíritu de competición valiente e invencible. No podemos alcanzar la copa, pero esos futbolistas se convierten en hérores de los fanáticos,” comentó. 

Nguyen Cao Hoang todavía no pudo olvidar los conmovedores performances de los jóvenes en China, y manifestó su convicción de que alcanzarán mayores logros en el futuro. 

Nada más llegar a Noi Bai, el entrenador Park Hang Seo expresó su agradecimiento a dirigentes vietnamitas, a la Federación nacionales de Fútbol y a los fanáticos. 

La madre de Quang Hai, autor de dos “obras magistrales” a la porteria de Qatar en la semifinal y quien anotó el único gol de Vietnam en la final, manifestó su orgullo y su agradecimiento a los fanáticos y al panel entrenador. – VNA