El aeropuerto internacional de Phu Quoc (Fuente: VNA)
El viceministro de Transporte Nguyen Hong Truong clarificó en entrevista con la Agencia vietnamita de Noticias asuntos relacionados con el plan de socialización de la infraestructura aérea, tema que centra la atención pública en los últimos tiempos.

Este proyecto, que incluye la propuesta de conceder a inversores privados el derecho a explotar el aeropuerto internacional Phu Quoc, lo presentó recientemente la cartera al gobierno y fue remitido a los ministerios y agencias competentes para su evaluación. El sector de transporte recopila las recomendaciones para entregar el informe final al gobierno cuanto antes.

El perfeccionamiento de la infraestructura de la aviación requiere un financiamiento extendido que el presupuesto estatal y la ayuda oficial al desarrollo no pueden garantizar, por eso es necesario movilizar capitales sociales en estas actividades, explicó.

La cuestión para el Ministerio de Transporte es elaborar un plan capaz de atraer a los inversores nacionales y extranjeros, a la vez asegurar la gestión estatal sobre las construcciones y sobre todo, poner en servicio rápidamente un sistema aéreo moderno y de calidad, subrayó.

Esclareció que la concesión del derecho a utilizar las terminales aéreas y marítimas ayudará a recuperar, en momento temprano, el monto de dinero igual e incluso mayor que el capital depositado en la instalación.

Dichas finanzas podrán reinvertirse en otros proyectos de construcción infraestructural de transporte, añadió.

Por otro lado, el inversor tendrá la oportunidad de incrementar y mejorar los servicios para atraer más clientes, mientras el Estado se beneficiará de los ingresos por el impuesto sobre la renta y el de valor agregado, aseguró.

Según las propuestas entregadas por la cartera al jefe de gobierno, los inversionistas podrán poseer del 51 al 100 por ciento del capital, una condición sin precedente en Vietnam.

La tasa de concesión para las obras de pleno carácter comercial y turístico será más alta que la de las terminales encargadas también de las actividades de defensa – seguridad, precisó.

La valoración de las construcciones la podrá llevar a cabo una entidad independiente, probablemente recomendada por el Ministerio de Finanzas, basándose en la legislación nacional, reveló.

Los inversores al solicitar estos privilegios deberán justificar su capacidad financiera y administrativa, así como las condiciones para expandir las operaciones en el futuro, declaró añadiendo que si a múltiples solicitantes les interesa un proyecto, el Ministerio propondrá una licitación para elegir la mejor oferta.

Para prevenir la monopolización y competencia desleal, las empresas estarán autorizadas a realizar negocios sólo dentro de las terminales en que posean capital, y deberán cumplir estrictamente las normas estatales sobre las tarifas, precios y gestión de los vuelos, afirmó.

Si quieren aumentar estos costos, las compañías estarán obligadas a obtener el permiso del organismo estatal competente, y el Ministerio de Finanzas se responsabilizará de la gestión directiva sobre los precios y tarifas, por eso no habrá la posibilidad de que los pobladores deban gastar más en los servicios, concluyó. – VNA