Hanoi, (VNA) La reciente conclusión de la revisión legal del Tratado de Libre Comercio entre Vietnam y la Unión Europea constituye una señal alentadora para las empresas de ambas partes, las cuales disfrutarán de beneficios equitativos una vez que entre en vigor ese acuerdo, evaluaron expertos.

Producción de calzado exportable en Vietnam (Fuente: VNA)

La compañía Hung Yen exporta el 75 por ciento de sus confecciones textiles a la Unión Europea y prevé que las preferencias arancelarias que brindarán este pacto amplíen el ingreso de los productos de Vietnam en ese mercado exigente. 

El presidente de la Junta Administrativa de esa firma, Nguyen Xuan Duong, estimó que con los datos actuales, cada año una cantidad de sus productos por valor de 100 millones de dólares se beneficiará de la exención de impuestos. Es una cifra muy significativa para los fabricantes de confecciones textiles, afirmó.

Una vez aplicado el tratado, el bloque eliminará el 85,6 por ciento de los aranceles, equivalente al 70 por ciento del valor de las exportaciones vietnamitas a esa región. En siete años, desde la entrada en vigor del pacto, la Unión Europea reducirá a cero por ciento el 99,2 por ciento de los impuestos para los productos del país indochino.

Por su parte, Hanoi se comprometió a eliminar en 10 años el 99 por ciento de los aranceles.

Claudio Dordi, experto del proyecto de la UE para asistencia de políticas comerciales e inversionistas, valoró que para las empresas vietnamitas, se trata de una oportunidad ideal para ampliar el mercado e incrementar los ingresos.

La economía nacional recibirá un gran impulso gracias a los beneficios que brinda el tratado a los sectores de alto valor, vaticinó.

Mientras, Gellert Horwarth, vicepresidente de la Cámara de Comercio Europea en Vietnam, aseguró que las compañías vietnamitas deberán competir, incluso en el mercado doméstico, con rivales europeos, los que también aspiran a disfrutar de los beneficios de este tratado.

Sin embargo, subrayó, las entidades nacionales pueden convertir el desafío en oportunidad, si saben reformarse y elevar el valor competitivo de sus productos. 

La Unión Europea es el segundo mayor importador de Vietnam. El intercambio comercial bilateral se incrementó de cuatro mil 100 millones de dólares en 2000 a más de 50 mil millones de dólares en 2017.