Can Tho, Vietnam, (VNA) La Unión Europea (UE) financia centenares de proyectos en respuesta al cambio climático en Vietnam,  destinados la mayoría al desarrollo sostenible en el Delta del río Mekong, según informó la Cancillería del país indochino en el contexto de la Reunión Asia-Europa (ASEM) sobre el tema, concluida hoy en esta ciudad survietnamita.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Vietnam, la UE ha financiado dos proyectos en esta región deltaica, a saber, la  construcción de una cadena de suministro sostenible del pescado Tra (Pangasius), valorada en cerca de dos millones de euros, y un estudio sobre el cambio climático y la erosión de la costa marítima por un capital de un millón de euros. 

Además, el bloque europeo ofreció unos 108 millones de euros para el programa de asistencia al desarrollo energético en las zonas rurales, montañosas e isleñas vietnamitas.

En la provincia sureña de Ca Mau, los gobiernos de Alemania y Australia destinaron casi dos mil 600 millones de dólares para la ejecución de un proyecto relacionado con la protección de las costas marítimas y los manglares.

Alemania también patrocinó un millón de euros para el plan de recuperación de manglares mediante el modelo de cultivo de camarones sostenible y la reducción de residuos.

Mientras tanto, las provincias de Soc Trang y Bac Lieu recibieron asistencias financieras estimadas en  millones de euros por parte de Berlín para el mejoramiento de la capacidad administrativa de los recursos naturales en las zonas costeras  y el impulso de la diversidad biológica en la localidad.

El gobierno francés ofreció por su parte un préstamo prioritario de más de 52 millones de euros a las provincias de Can Tho, Ninh Binh y Ha Tinh para desplegar las medidas necesarias en respuesta al cambio climático y los fenómenos naturales extremos.

Para prevenir la salinización en el Delta del río Mekong, sobre todo en la provincia de Ben Tre, Dinamarca invirtió unos 34 millones 400 mil dólares para la construcción de refugios, ante el riesgo de tormentas e inundaciones; el sistema hidráulico, el transporte, las fábricas de conversión del agua salada en potable y las estaciones de pluviómetros, entre otros.

El gobierno dinamarqués también subvencionó millones de euros para instalar 33 plantas de suministro de agua  por energía solar en las zonas rurales en la parte deltaica del río Mekong en Vietnam y apoyar al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural del país indochino a ejecutar el Programa de Asistencia Agrícola.

Asimismo, en la provincia de An Giang, Suecia implementó el proyecto “Mejorar la capacidad y elaborar la estrategia de desarrollo de las plantas electrónicas de cáscaras y fábricas de molino de arroz”, valorado en cerca de 345 mil euros, mientras que Rumanía efectuó el plan piloto de la construcción de una zona de conservación biológica y desarrollo ecoturístico sostenible. –VNA