Nueva York (VNA)- Vietnam acoge con satisfacción todos los esfuerzos en la organización y distribución de recursos para prevenir disputas, construir y mantener la paz, declaró la embajadora Nguyen Phuong Nga, jefa de la misión permanente del país indochino ante las Naciones Unidas (ONU).
La embajadora Nguyen Phuong Nga (Fuente: VNA)

En su intervención en la discusión abierta del Consejo de Seguridad de la ONU titulada “Acción colectiva para mejorar las operaciones de paz", la diplomática vietnamita hizo hincapié en la necesidad de reformar esas actividades con el fin de perfeccionar su eficiencia al responder a desafíos complicados.

Compartió los puntos de vista de los países no alineados y los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y señaló que las operaciones de mantenimiento de la paz deberían implementarse en el marco del derecho internacional y la Carta de la ONU, con respecto a la soberanía nacional y no interferir en los asuntos internos de los Estados.

Las operaciones deben llevarse a cabo con el acuerdo de las partes pertinentes sin utilizar fuerzas, excepto para fines de defensa y para implementar la misión, agregó.

Phuong Nga afirmó que Hanoi continuará sus esfuerzos para contribuir a las operaciones de paz de la ONU.

También informó que el país indochino está desplegando un hospital de campaña en Sudán del Sur.

Tras reconocer el desempeño de las mujeres en las operaciones, Vietnam envió a su primera funcionaria a misiones de mantenimiento de la paz y desplegará más féminas como oficiales en el hospital de campaña en Sudán del Sur, anunció la embajadora.

Mientras tanto, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, hizo un llamado a los países miembros para que mantengan su compromiso político y presionen por soluciones y procesos de paz incluyentes, incluso a través de la diplomacia bilateral y sanciones si es necesario.

Subrayó que las operaciones de paz no pueden tener éxito si se despliegan en lugar de una solución política y las misiones de la ONU ahora se realizan en entornos mucho más peligrosos y complejos.

Están bajo la amenaza de grupos armados, criminales y terroristas, que tienen acceso a poderosas armas modernas, explicó.

Amplió que las fuerzas de la paz de la ONU a menudo están insuficientemente equipadas, mal preparadas y no preparadas para los entornos peligrosos en los que operan ahora.

Hay brechas en el mando y control, en la cultura, en el equipamiento y en el entrenamiento, indicó.

Según Antonio Guterres, el año pasado, la ONU perdió 59 efectivos de mantenimiento de la paz durante actos maliciosos, un fuerte aumento desde 2016, cuando la cifra fue de 34.

Sugirió que los Estados miembros deberían centrar sus esfuerzos en tres áreas: reorientar el mantenimiento de la paz con expectativas realistas; hacer que las misiones de mantenimiento de la paz sean más fuertes y seguras; y movilizar un mayor apoyo para soluciones políticas y para fuerzas bien estructuradas, bien equipadas y bien entrenadas. – VNA