El centro termoeléctrico Vinh Tan (Fuente: VNA)

Hanoi  (VNA)- La termoelectricidad posee hoy un papel importante en la garantía del desarrollo socioeconómico de Vietnam, al representar la mayor proporción en la estructura de las fuentes energéticas, subrayaron especialistas nacionales.

De acuerdo con el presidente de la Asociación nacional de Ciencia y Técnicas eléctricas, Truong Duy Nghia, la energía producida con el carbón representa aún una cuota muy alta, debido a las deficiencias de las plantas hidráulicas, como la ocupación de amplia superficie y la obligación de evacuar a gran cantidad de pobladores para la construcción de las mismas.

Mientras, la electricidad originada de gas es muy costosa por los requisitos para su funcionamiento y mantenimiento.

Asimismo, las energías renovables son amigables con el entorno, pero su producción es limitada y dependen en gran medida de las condiciones climáticas.

Según el Ministerio de Industria y Comercio, hasta 2020 la capacidad de las plantas termoeléctricas con fuentes de carbón ascenderá a 26 mil megavatios (MW), equivalente a casi 50 por ciento de la cifra total.

En tanto, la producción de las mismas se duplicará en 2030 para representar así más de 53 por ciento del total.

Con el fin de garantizar los recursos para esas centrales, Vietnam necesitará importar cada año alrededor de 90 millones de toneladas de carbón después de 2030, lo que se considera una gran presión para el sector, según la misma fuente.

Al referirse a ese asunto, Le Van Luc, subjefe del Departamento de Electricidad y Energías Renovables, informó que esa cartera solicitará al Gobierno el permiso a los productores para la firma de tratos a largo plazo, a fin de facilitar la compra de hulla.

Reveló, además, que el ministerio se empeña hoy en elaborar el borrador de la Planificación para el desarrollo eléctrico nacional en el período 2020- 2030, con atención en la garantía de las fuentes de carbón.- VNA