Hanoi (VNA) - Las empresas vietnamitas necesitan construir cadenas de valor y mejorar la marca de sus productos para el crecimiento sostenible de las exportaciones, opinaron economistas.

 

Exportación de arroz (Fuente: VNA)

De acuerdo con el Ministerio de Industria y Comercio, el volumen de las ventas externas el año pasado alcanzó 215 mil millones de dólares, un aumento del 21,2 por ciento con respecto a 2016.

En los primeros siete meses de 2018, las exportaciones crecieron 15,3 por ciento en comparación con el mismo período de 2017, más alto que el objetivo establecido a principios del año de 10 por ciento.

Sin embargo, más del 70 por ciento de esos resultados obedece a los resultados de  las empresas de inversión extranjera directa, indicó la economista Pham Chi Lan.

La especialista precisó que el país dispone de alrededor de 700 cadenas de productos agrícolas seguros y solo la mitad de ellas funcionan de manera eficaz, una de las razones por las cuales, dijo, las exportaciones agrícolas nacionales todavía están en forma "cruda" y con poco valor.

Mientras tanto, representantes de la Asociación de Confecciones y Textiles de Vietnam dijeron que el volumen de las ventas de textiles y prendas de vestir aumentó de 15 mil 800 millones de dólares en 2011 a 31 mil millones de dólares en 2017, representando el cuatro por ciento de la facturación mundial, pero principalmente en la manufactura simple.

Cabe destacar que las materias primas siguen dependiendo de las importaciones. En cuanto a los tejidos, las empresas nacionales  tienen que importar hasta 86 por ciento para la producción y exportación.

Chi Lan atribuyó esta situación a la falta de participación de grandes firmas vietnamitas en las cadenas de valor globales y agregó que solo 300 empresas del patio se suman a la cadena de suministro.

Tran Thanh Hai, subdirector del Departamento de Exportación e Importación del Ministerio de Industria y Comercio, propuso que se establezcan cadenas de productos agrícolas mediante contratos entre agricultores, cooperativas y empresas, para construir áreas de materiales.

También es necesario desarrollar las variedades de alto rendimiento, así como promover la aplicación de los avances tecnológicos en la producción, reiteró Thanh Hai.

Con respecto al sector de procesamiento, indicó, se debe priorizar el desarrollo de las industrias auxiliares en los dominios de ingeniería mecánica, fabricación de componentes, calzados y prendas de vestir, en aras de aumentar el uso de materias primas locales.

Al mismo tiempo, señaló, las firmas de gran escala necesitan mejorar el sistema de gestión y su conectividad con las similares foráneas. – VNA