Hanoi,  (VNA)- Vietnam espera que la Unión Europea (UE) levante la tarjeta amarilla aplicada a los productos acuáticos, luego de intensificar las acciones para lograr tal propósito durante los últimos seis meses.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Según fuentes oficiales, el 23 próximo será la fecha límite para que Hanoi supere las recomendaciones de la UE.

Como parte de los esfuerzos de las autoridades locales, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Vietnam (MADR), Nguyen Xuan Cuong, sostuvo un encuentro con el alto comisionado de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca de bloque comunitario, Karmenu Vella, en Bruselas, durante el cual, reafirmó el compromiso de su país en la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU).

Xuan Cuong sostuvo que Hanoi se centra en implementar de forma sincronizada las nuevas acciones según las nueve recomendaciones de la Comisión Europea (CE) y se empeña en impulsar el desarrollo de una pesca sostenible, acorde con las normas internacionales.

Destacó la atención de los órganos involucrados en la elevación de la conciencia de las entidades que controlan la pesca en las operaciones de las empresas especializadas en la rama, así como en las actividades de los pescadores.

El funcionario resaltó que el Gobierno vietnamita creó también un grupo de trabajo intersectorial, presidido por el MADR.

Formuló votos para que la CE continúe respaldando a Hanoi en las cuestiones técnicas con el fin de superar las deficiencias existentes y estimular el desarrollo sostenible de la pesca nacional.

A su vez, Vella instó a la acción indochina a esforzarse más para lograr resultados sostenibles y recomendó fortalecer la inspección, las multas y sanciones aplicadas a la IUU.

Por otra parte, al alto comisionado sugirió elevar la eficiencia del control de las flotillas e intensificar el patrullaje en el mar.

Mientras, Ha Cong Tuan, vicetitular de la cartera, notificó que las faenas de los pescadores nacionales en áreas marítimas extranjeras registran una disminución significativa.

Remarcó que Hanoi investiga el origen de los productos acuáticos con el fin de prevenir la entrada de materias primas provenientes de la IUU en la cadena de producción.

Sin embargo, Cong Tuan se refirió a algunos desafíos existentes como la deficiencia del control en los puertos marítimos sobre el origen de los productos y la limitada cooperación entre los órganos involucrados, especialmente en las actividades realizadas en el mar.- VNA