Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Hanoi (VNA) – Vietnam planea resolver, hasta finales de este año, de 20 a 30 por ciento de las deudas incobrables incluidas en la Resolución de la Asamblea Nacional sobre el tratamiento piloto de esos débitos en las organizaciones crediticias, informó Le Viet Dung, alto funcionario del Comité Nacional de Supervisión Financiera.  

Al intervenir la víspera en el Foro internacional de empresas gestoras de bienes públicos, Viet Dung añadió que el país fijó como meta zanjar todas esas deudas para fines de 2020 y mantener la tasa de déficit por debajo de tres por ciento.

Para acelerar ese proceso, propuso, es necesario desarrollar el mercado de deudas, donde se ofrece información oficial y más actualizada a  los inversores.

Añadió que se debe establecer el marco legal para la titulización de los débitos, e impulsar el sistema de organizaciones que evalúan la confianza de los acreedores, a la vez que realizar valoraciones independientes de las deudas.   

Los débitos incobrales afectan de forma negativa a la seguridad de las organizaciones crediticias, la estabilidad macroeconómica y el sistema financiero, recalcó, y agregó que el alto nivel de esas malas finanzas incrementa la tasa de interés y daña el suministro de crédito para la economía.

Compartiendo ese punto de vista, Pham Manh Thuong, subdirector general de la Corporación de Comercio de Activos y Deudas (DATC), explicó que el crecimiento económico brinda beneficios a las instituciones e individuos participantes en la economía, hecho que mejora la liquidez de los deudores, reduciendo así la tasa de débitos malos de los bancos.

En cambio, de mantener en nivel mínimo las deudas incobrables, las organizaciones financieras podrán controlar mejor los riesgos y servir como un canal de capitales para la economía, aseguró.  

Por su parte, el viceministro de Finanzas, Huynh Quang Hai, aseguró que durante los últimos años el gobierno prestó especial atención a la solución de las deudas y la reestructuración de las instituciones crediticias y las empresas estatales, a fin de garantizar el desarrollo estable y sostenible del sistema financiero-bancario.  

En la actualidad, afirmó, el país cuenta con un marco jurídico integral al respecto, que regula desde el establecimiento, la operación y la disolución de las organizaciones crediticias, hasta la creación y ejecución de las transacciones civiles y comerciales, entre ellas el comercio de los débitos incobrables.

De acuerdo con Quang Hai, el gobierno también promulgó de forma oportuna los documentos instructivos. Junto con DATC, la Empresa de Gestión de Activos (VAMC) llegaron a ser herramientas importantes y útiles del Ejecutivo para resolver las deudas.  

Dau Anh Tuan, jefe del Departamento Legal de la Cámara de Industria y Comercio, enfatizó que el desarrollo del mercado de débitos debe vincularse con la reestructuración de las empresas, ayudándoles a estabilizar la producción.

Además, exhortó a simplicar los procedimientos administrativos y elevar la eficiencia de los tribunales. – VNA