Hanoi (VNA) El viceprimer ministro de Vietnam, Trinh Dinh Dung, instó a los ministerios y sectores a intensificar las medidas preventivas de las enfermedades animales, especialmente el riesgo de brotes de peste porcina africana (ASF, por sus siglas en inglés) en el país indochino.

El subjefe del Gobierno instruyó a las localidades a reforzar la vigilancia en las bandadas y tratar de manera absoluta posibles brotes.

Aunque esta enfermedad no afecta directamente a los seres humanos, amezana la industria porcina, indicó y agregó que hasta el momento no hay una vacuna para proteger a los cerdos del virus.

Según Ken Inui, experto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se deben realizar las actividades de saneamiento, esterilización y desintoxicación en las áreas de cría, mercados y matanza de cerdos con sustancias químicas.

Tras recomendar la prohibición del traslado, compraventa y consumo de productos porcinos importados ilegalmente desde China, hizo hincapié en intensificar la cuarentena sanitaria en zonas limítrofes y divulgación sobre el asunto a la población en esos lugares. 

De acuerdo con la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), un total de 17 países y/o territorios reportaron de finales de 2017 al día 10 de este mes la transmisión del virus de ASF, lo que obligó a sacrificar unos 500 mil cerdos.

De ellos, China registró 14 brotes de ese mal en seis provincias con 38 mil puercos sacrificados, agregó la fuente.

El virus de la ASF (enfermedad devastadora para los animales pero sin ser una amenaza directa a la salud humana) puede sobrevivir mucho tiempo en climas muy fríos o calurosos, y encontrarse en productos de carne secos y curados.

La peste porcina africana es una enfermedad hemorrágica altamente contagiosa que afecta a los cerdos domésticos, jabalís verrugosos, europeos y americanos.-VNA