Hanoi (VNA) - Alrededor del 25 por ciento de los directores ejecutivos o miembros de la administración en Vietnam son mujeres, superando las cifras de Malasia, Singapur e Indonesia.
Nguyen Thi Phuong Thao, directora general de Vietjet Air, durante un evento en el marco de la Cumbre Empresarial del APEC 2017 (Fuente: VNA)

La agencia de noticias Bloomberg citó un informe del grupo de consultas Boston, el cual mostró que las mujeres mantienen el 14 por ciento de los puestos de directores ejecutivos o de nivel de junta administrativa en Malasia y el 10 por ciento en Singapur. Indonesia fue el último entre los cuatro países, con un seis por ciento.

Más mujeres vietnamitas, en comparación con sus pares de Singapur y Malasia, buscan una promoción en su carrera, según el reporte, que contó con la participación de alrededor de dos mil empleadas.

Malasia tiene la mayor proporción de mujeres encuestadas que tienen la intención de permanecer en sus roles actuales.

Las mujeres en Vietnam lideran o son propietarias de muchas pequeñas y medianas empresas (PYMES) e incluso grandes compañías, lo que proporcionan modelos de roles positivos, visibles y diversos a otras féminas, valoró Ian Grundy, experto de la firma de empleo con sede en Suiza Adecco Group AG, el mayor proveedor mundial de trabajadores temporales.

Los países emergentes superan a los desarrollados en Asia en representación de las mujeres en los consejos de administración de las empresas, señaló.

Explicó que el progreso de Vietnam en la diversidad de género se debe en parte a las medidas del gobierno y las empresas para fomentar el talento femenino.

Es importante recordar que el Sudeste Asiático todavía está por detrás de Europa y América del Norte, agregó Grundy.

Según otro estudio realizado por Deloitte en junio de 2017, el 17,6 por ciento de los miembros de la junta administrativa en una encuesta realizada en 50 empresas vietnamitas eran mujeres.

Eso es más del doble del promedio de Asia (7,8 por ciento), y las naciones desarrolladas como Taiwán (China), Japón y Sudcorea están entre los más bajos de la región. – VN