Hanoi, (VNA) Los logros de Vietnam en garantía y promoción de los derechos humanos (DD.HH.) y la implementación de recomendaciones relevantes en línea con el segundo ciclo de Examen Periódico Universal (UPR, inglés) refleja el fuerte compromiso y los esfuerzos incesantes del país en la construcción de una nación donde el ser humano es el objetivo, propulsor y centro de todas las políticas.
Foto de ilustración (Fuente: VNA)

A fin de impulsar los nuevos avances en relación con la institución, las leyes y políticas, así como los empeños para superar los desafíos mediante la aplicación de un gobierno tectónico y la promoción del desarrollo sostenible, Vietnam se compromete a seguir trabajando  con el propósito de garantizar los derechos del ser humano.

Vietnam desea dialogar y cooperar con países participantes en el III UPR y estudiar las recomendaciones, especialmente aquellas relacionadas con asuntos que este país prioriza, en concordancia con sus recursos, condiciones y actual situación.

Esta nación indochina ratificó siete de nueve convenciones básicos sobre los DD.HH. y está evaluando su participación en las internacionales para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas y sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migrantes y sus familiares.

Vietnam entregó el reporte nacional sobre la implementación del  Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial.

También presentó los informes sobre las convenciones referidas a la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y sobre los Derechos del Niño, el Pacto internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como el primer reporte sobre la implementación de la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

Vietnam ejecutó 175 de las 182 recomendaciones hechas durante el segundo ciclo del UPR (junio de 2014), lo que ha influido de manera positiva en todas las esferas de la vida social, sobre todo en los sectores de construcción del sistema legal sobre los derechos humanos, garantía del bienestar social, la mejoría de la vida de la población y promoción de la cooperación y el diálogo a nivel regional e internacional.

Según el informe nacional del mecanismo de examen único del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de las Naciones Unidas (ONU) en el tercer ciclo, presentado recientemente en Hanoi,  desde el examen anterior (2014), los logros del país fueron reconocidos por la comunidad internacional, incluido el cumplimiento con antelación de varios de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. 

El ingreso de hogares pobres aumentó de 15 a 20 por ciento, la tasa de pobreza multidimensional se redujo de 9,88 por ciento en 2015 a 7,69 por ciento en 2017.

Además, Vietnam es una de las naciones con el ritmo más rápido de desarrollo de internet, con 50 millones de suscriptores.

El informe también señala varios desafíos y deficiencias referidas al marco legal, recursos humanos y políticas destinadas a asegurar los derechos humanos, sobre todo de los grupos vulnerables, y algunas propuestas con el fin de garantizar el mejor goce de los derechos de libertad básicos de los ciudadanos. 

La nación indochina diseña planes de acción nacional para el cumplimiento de la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París del Cambio Climático, así como programas de apoyo a personas que viven en áreas propensas a desastres naturales.

De un país pobre y subdesarrollado tras la guerra, Vietnam se convirtió hoy en una nación de ingresos medios y uno de los principales exportadores de alimentos del mundo, con una tasa de crecimiento económico promedio de más de seis por ciento en las últimas dos décadas.

La nación indochina continuará trabajando para promover los derechos humanos de los pobladores y los logros del desarrollo socioeconómico nacional.

Vietnam, además, seguirá siendo un miembro responsable y activo en el Consejo de Derechos Humanos y el Consejo Económico y Social, entre otros organismos de la ONU, y se está postulando como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de esa organización multilateral para el período 2020-2021.

Esta nación está en vías de institucionalizar su Constitución de 2013, en la que se consagran muchos derechos humanos, al tiempo que negocia, firma y ratifica una serie de acuerdos de libre comercio de nueva generación con altos compromisos en materia de derechos laborales.

Junto con otros países regionales, Vietnam ha integrado activamente los derechos humanos en todos los pilares de la comunidad de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), y ha logrado avances prácticos en el diálogo bilateral y la cooperación en temas relacionados con las libertades civiles.

La nación indochina ha demostrado fuertes compromisos para fortalecer el diálogo práctico y la cooperación efectiva con todos los países y los mecanismos de la ONU sobre derechos humanos sobre la base de la igualdad y el respeto al derecho internacional, sin interferir en los asuntos internos de otros estados.

La máxima prioridad de Vietnam es construir un Estado de derecho y promover una reforma judicial para reforzar las instituciones y políticas relacionadas con la protección y promoción de los derechos humanos. – VNA