Firma de la declaración conjunta (Fuente: VNA)
El Cairo (VNA) - Vietnam y Egipto emitieron hoy aquí una declaración conjunta con motivo de la visita estatal de cuatro días al país africano del presidente vietnamita Tran Dai Quang, por invitación de su homólogo anfitrión, Abdel Fattah Al Sisi.

Durante su estancia en El Cairo, el mandatario vietnamita sostuvo conversaciones con su par, Abdel Fattah Al Sisi; y se reunió con el presidente de la Cámara de Representantes del Parlamento egipcio, Ali Abdel Aal, y el primer ministro, Mostafa Madbouly, señala el texto. 

En las conversaciones, los dos líderes debatieron cuestiones bilaterales, regionales e internacionales de interés común y afirmaron que la visita del presidente Tran Dai Quang es un hito importante en el momento en que ambos países celebran el aniversario 55 del establecimiento de los nexos diplomáticos (1 de septiembre de 1963).

Expresaron la creencia de que los resultados de la primera visita de un mandatario vietnamita ayudarán a consolidar la confianza política, expandir la cooperación bilateral en comercio, inversión, agricultura, educación y formación, y promover intercambios culturales y pueblo a pueblo.

Ambas partes acordaron incrementar el intercambio de delegaciones de todos los niveles mediante los canales de gobiernos, parlamentos, localidades, pueblos y empresas, además de optimizar los mecanismos de cooperación existentes, como el comité intergubernamental y la consulta política, en aras de fortalecer su confianza estratégica.

Manifestaron su satisfacción por la estrecha cooperación de los dos países en foros regionales e internacionales como las Naciones Unidas (ONU), el Movimiento de Países No Alineados, la Unión Africana y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), particularmente el apoyo mutuo a la candidatura de escaños en agencias de la ONU. Egipto valoró la candidatura de Hanoi para ser un miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU en el período 2020-2021.

Ambas partes hicieron un llamamiento a la comunidad internacional a unirse para prevenir y resolver los conflictos armados por vías pacíficas, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional.

La parte egipcia agradeció el respaldo vietnamita a su adhesión al Tratado de Amistad y Cooperación de la ASEAN. El Cairo se comprometió a apoyar a Hanoi en el fomento de la cooperación con África y actuar como un puente de conexión entre el país indochino y la Unión Africana.

Los dos líderes coincidieron en continuar promoviendo las relaciones bilaterales en los campos de comercio e inversión, y se comprometieron a crear todas las condiciones favorables posibles para que sus empresas accedan a los mercados de los demás.

Para alcanzar pronto el objetivo de mil millones de dólares de comercio bilateral, ambos dirigentes enfatizaron la necesidad de tomar medidas sincrónicas, incluida la promoción de la liberalización y la facilitación comercial, el respaldo a un sistema de comercio multilateral basado en reglas en el cual la Organización Mundial del Comercio juega el papel central.

Acordaron aumentar el intercambio de delegaciones empresariales, organizar de manera frecuente exposiciones y ferias comerciales, buscar oportunidades de inversión en nuevos campos, como prendas de vestir, textiles, calzado de cuero, mecánica de fabricación, bienes de consumo y procesamiento de alimentos, entre otros.

Las dos partes valoraron altamente la cooperación cultural bilateral y llegaron un consenso de celebrar temprano los días o las semanas culturales en cada país.

Además, los dos Mandatarios presenciaron la rúbrica de documentos de cooperación en sectores como comercio, agricultura, finanzas y educación. 

Respecto a los asuntos regionales e internacionales, los dos dirigentes sostuvieron que la paz y la estabilidad en el Sudeste de Asia, Medio Oriente y África o en cualquier otra región del mundo es esencial para el desarrollo y la prosperidad de la humanidad.

Ambas partes están dispuestas a trabajar juntos para el progreso y la prosperidad de sus respectivas áreas.

También afirmaron la importancia de la cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo, que es una amenaza común de las naciones amantes de la paz. Apoyaron la búsqueda de soluciones pacíficas a las crisis en varios países de Medio Oriente para garantizar la unificación de esos estados.

Reiteraron su apoyo a los derechos legítimos del pueblo palestino y la necesidad de negociaciones pacíficas para alcanzar un acuerdo justo, amplio y definitivo para el asunto de Palestina sobre la base de la solución de dos Estados y la frontera antes de 1967 con el Este Jerusalén como la capital del Estado de Palestina.

Ambas partes subarayaron el deseo y la determinación de mantener un orden marítimo de conformidad con los principios del derecho internacional expresados en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.-VNA