Yakarta, (VNA)- La violencia volvió a estallar en la provincia indonesia de Papúa, luego de que las fuerzas de seguridad se enfrentaron con manifestantes en al menos dos centros de población.
 
Vuelve a estallar la violencia en provincia de Indonesia hinh anh 1Cientos de estudiantes salieron a las calles para protestar por acusaciones de racismo (Fuente: VNA)


Hubo incendios en la ciudad de Wamena, en la provincia de Papúa, cuando cientos de estudiantes salieron a las calles esta mañana para protestar por acusaciones de racismo.

Un video amateur publicado en las redes sociales muestra numerosos edificios en llamas, incluidas las oficinas del gobierno local, así como varias estructuras del aeropuerto de esa localidad. Otro video tomado desde arriba mostró columnas de humo negro elevándose en el aire.

También se compartieron en las redes sociales fotos que muestran a papúes cubiertos de sangre, aparentemente por heridas de bala, pero las imágenes no pudieron ser verificadas.

La policía indonesia advirtió que es falsa  una publicación en las redes sociales, la cual afirma que el ejército y la fuerza policial han estado disparando a personas en Wamena.

También hay informes de violencia en Jayapura, capital de Papúa.

Papúa, rica en recursos, que alberga Grasberg, la mina de oro más grande del mundo y la segunda mina de cobre más grande, fue una colonia neerlandesa que se incorporó a Indonesia después de un controvertido referéndum respaldado por la ONU en 1969.

Desde entonces, la región ha soportado décadas de conflictos separatistas, en su mayoría de bajo nivel.

A fines de agosto, violentas protestas sacudieron la región durante dos semanas por incidentes raciales contra estudiantes papúes en la ciudad de Surabaya, Java.

Los estudiantes fueron detenidos por acusaciones de profanar una bandera nacional.

Indonesia ha enviado a casi seis mil efectivos militares y policiales adicionales a la región.

La policía ha arrestado a docenas de personas por dañar la propiedad pública en las protestas, y varias son acusadas de traición,  por demandar un referéndum para la independencia,  que las autoridades han descartado./.
VNA