Manila (VNA) – Centenares de miles de personas en las provincias orientales de Filipinas fueron evacuadas por la llegada del tifón Nock-Ten, que se pronostica tocará tierra el día de la Navidad.

Tifon Nock-Ten. (Foto: weather.com)

El tifón Nock-Ten con vientos hasta 222 kilómetros por hora llegará a la isla de Catanduanes mañana y luego azotará la isla de Luzon y la capital Manila.

Una vocera de la Defensa Civil en la región de Bicol, donde se ubica Catanduanes, dijo a medios de prensa que se emitió a los gobiernos locales un aviso de evacuación.

Ante esta advertencia, se suspendieron los servicios de transporte marítimo, lo que impide a muchas personas regresar a sus lugares de origen para la Navidad.
Cada año unos 20 tifones azotan Filipinas, la mayoría de ellos provocan daños muy graves. En noviembre de 2013, el tifón Haiyan, uno de los más potentes de la historia, causó más de siete mil muertos y desaparecidos en la región central del país. –VNA

VNA-INTER