Bangkok, 29 may (VNA)- Harley-Davidson, la emblemática marca de motocicleta de Estados Unidos, construirá una planta de ensamblaje en Tailandia con el fin de buscar tarifas más bajas y nuevos compradores en Asia.
Foto de ilustración (Fuente: Internet)


La fábrica, la tercera de Harley fuera de Estados Unidos, expresa el irresistible atractivo de las plantas en el extranjero para los fabricantes norteamericanos.

La portavoz de Harley-Davidson, Katie Whitmore, anunció que la empresa está expandiendo su presencia en el mercado de Asia-Pacífico mediante la construcción de una instalación de montaje en la provincia de Rayong en Tailandia, que entraría en operación a finales de 2018.

El movimiento se produce después de que las marcas estadounidenses de motocicletas fueran golpeadas por la decisión del presidente Donald Trump de retirarse del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, inglés), el cual habría abolido las tarifas de sus productos en una zona que representa el 40 por ciento de la economía mundial.

Harley-Davidson ha encontrado difícil resistir el atractivo de las cadenas de ensamblaje de ultramar - tanto para estar geográficamente más cerca de los mercados emergentes como para eludir los altos aranceles que favorecen a los competidores locales.

La marca estadounidense ya tiene plantas de ensamblaje en Brasil e India, que montan motocicletas con piezas de sus fábricas estadounidenses. La nueva instalación en Tailandia hará lo mismo.

Actualmente, Tailandia aplica un arancel de importación del 60 por ciento a las motos extranjeras.

Una planta en Tailandia también permitirá a Harley-Davidson aprovechar las exenciones fiscales al exportar a vecinos cercanos bajo acuerdos comerciales firmados por los 10 países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Reduce además las distancias de importación a China, que está emergiendo rápidamente como un mercado importante para marcas extranjeras de motocicletas. – VNA

VNA- INTER