Una unidad electoral en Vietnam (Fuente: VNA)

Vientiane (VNA) – El periódico “Seguridad” del Ministerio de Seguridad Pública de Laos publicó una serie de artículos desvelando los complots de las fuerzas hostiles contra Vietnam. 

Según la fuente, esos elementos, bajo el pretexto de “democracia” y “derechos humanos”, aprovecharon los acontecimientos de actualidad en Vietnam para propagar informaciones tergiversadoras, con intención de deteriorar la confianza en las elecciones a diputados de Asamblea Nacional de la XIV legislatura y Consejos Populares del mandato 2016-2021. 

Las fuerzas reaccionarias realizaron planes proactivos, campañas descaradas y abiertas para reclutar a elementos oportunistas políticos y disidentes dentro y fuera del territorio, a divulgar documentos erróneos sobre lineamientos y políticas de desarrollo socioeconómico en Vietnam, señala el periódico. 

Utilizaron redes sociales para estimular un movimiento llamado “candidaturas independientes”, pero cuando éstos no reunían los requisitos para presentarse en las elecciones generales, urgieron en voz alta a “boicotear las urnas”, desmiente. 

Esas fuerzas consideraron que las vísperas de los comicios constituyeron oportunidades para deteriorar la confianza del pueblo en el liderazgo del Partido Comunista de Vietnam (PCV), afirma el periódico. 

“Seguridad” anota que organizaciones reaccionarias como “Viet Tan” habían enviado a numerosos elementos desde Vietnam a Tailandia o Malasia para estudiar cómo realizar “revoluciones de colores” y “resistencias no violentas”. Uno de sus estratagemas es retorcer el papel del PCV. 

En Ciudad Ho Chi Minh, realizaron cuatro cursos de entrenamiento para decenas de intelectuales y universitarios, formando así núcleos de Viet Tan en la urbe, organizaron recolecciones a gran escala de firmas en cartas de solicitud enviadas a la administración estadounidense, revela la fuente. 

Después del XII Congreso Nacional del PCV, la policía vietnamita descubrió numerosas evidencias sobre intentos de Viet Tan y otras organizaciones hostiles de aprovechar las concentraciones convocadas bajo el pretexto de “rechazar acciones de China” para ejercer una revolución de colores piloto en el país, informa. 

De hecho, los complots realizados por las fuerzas reaccionarias antes de las elecciones generales pretendieron materializar su objetivo estratégico de hacer real una “transición pacífica” que derrote el régimen de Vietnam, observa. 

La realidad patentiza la complicación de las actividades antirrevolucionarias, en dimensiones de intensidad, contenidos y métodos, comenta el periódico asegurando la necesidad de mantener en alto la vigilancia y luchar resueltamente contra todas las intrigas de las fuerzas hostiles. – VNA