Hanoi (VNA)- Vietnam ha evidenciado su resiliencia, en el contexto marcado por los impactos negativos en la economía mundial de la epidemia del nuevo tipo de coronavirus (COVID-19), subrayó Ousmane Dione, director nacional del Banco Mundial en Vietnam.
 
Banco Mundial destaca la resiliencia de la economia de Vietnam hinh anh 1Ousmane Dione, director nacional del Banco Mundial en Vietnam (Fuente: VNA)

En una entrevista concedida a la Agencia Vietnamita de Noticias sobre las previsiones y perspectivas a mediano plazo de la economía del país sudesteasiático, Dione atribuyó esa capacidad “elástica” a la preparación y la posesión de diferentes fundamentos con crecimiento enérgico.

Según el especialista, el Gobierno de Vietnam adoptó de forma oportuna distintas medidas de respuesta ante la pandemia, tales como el cierre de escuelas, el distanciamiento social y el monitoreo de salud de las personas con alto riego de contagio.

Gracias a ese empeño, solo se reportan 268 casos confirmados sin ninguna víctima mortal, dijo y realzó que el Ejecutivo de la nación indochina impidió eficientemente una crisis sanitaria.

Por otro lado, se refirió también al crecimiento rápido de la economía y las saneadas balanzas de cuentas corrientes y fiscales.

Subrayó que la balanza de pagos de Vietnam se apoya una base sólida de exportación y la poca dependencia en los canales de movilización de capital a corto plazo; mientras que el déficit presupuestario puede compensarse con paquetes de préstamos suplementarios tanto del mercado doméstico como el internacional, así como de organizaciones financieras mundiales.

En el caso de que se prolongue la epidemia, la “salud” financiera de Vietnam prevé aún experimentar señales positivas.

En la entrevista, el experto se refirió también a las medidas de respuesta del país indochino, las cuales son alabadas por la comunidad internacional. Entre ellas, señaló las cautelosas políticas de gestión financiera durante los últimos años y también de control de la liquidez mediante la garantía de una gran reserva en el Tesoro nacional.

Al abordar las perspectivas para el crecimiento de Vietnam a mediano plazo, en el caso de que se repela en futuro cercano el COVID-19, Ousmane Dione adelantó que la economía del país sudesteasiático se recuperará rápidamente gracias a sus sólidos fundamentos y apreció también las acciones del Gobierno vietnamita por respaldar a la comunidad empresarial y a la población, mediante de decisiones como disminución y extensión del plazo para el pago de impuestos.

Por otra parte, remarcó que el fin de cada crisis siempre brinda oportunidades para transformaciones de las economías, debido a lo cual, dijo, se trata de un momento ideal para el impulso de reformas importantes en Vietnam, en pos de mejorar la capacidad adaptativa y también la recuperación. En ese sentido, se refirió a la tendencia alcista del pago digital por teléfonos móviles.

Asimismo, recomendó al Gobierno vietnamita impulsar las reformas destinadas a estimular la demanda doméstica y garantizar la eficiencia de las actividades tanto en el sector privado como en el público, basadas en los pilares: simplificación de trámites de compra y pago, aplicación de tecnología de información, respaldo a la economía local y a los oficios que sufrieron grandes impactos como turismo, transporte, comercio minorista y agricultura.

Remarcó que el Banco Mundial se centra en prestar ayuda a Vietnam en tres esferas: aceleración de desembolso de capital, asistencia financiera complementaria en el marco del programa Fast Track Facility COVID-19 y servicios de consultas y análisis./
VNA