Manila, (VNA)- El Banco Mundial (BM) revisó a la baja sus proyecciones de crecimiento de Filipinas, de 6, 5 a 6,4 por ciento en 2018 y de 6,7 a 6, 5 por ciento el próximo año, ya que la alta inflación afecta el gasto del consumidor.



Las previsiones anteriores de esa institución fueron dadas a conocer en octubre pasado.

"Una fuerte inversión en la infraestructura y los resultados en el mejoramiento de la salud, educación y protección social serán clave para mantener la perspectiva de un crecimiento robusto e inclusivo de Filipinas", expresó Rong Qian, economista senior del BM.

La alta inflación puede atemperar el crecimiento del consumo privado en el país archipiélago en el cuarto trimestre de 2018, señaló la entidad bancaria.

Sin embargo, agregó, se espera una moderación en la inflación en los siguientes trimestres para impulsar la confianza del consumidor y aumentar el consumo privado en 2019.

Se espera que las elecciones de mediados de mayo también fortalezcan la confianza de los consumidores e incrementen el consumo privado a principios de 2019, señaló.

Vaticinó que Filipinas podría enfrentar vientos en contra debido a una posible merma de inversión a causa del retraso en la aprobación del presupuesto para 2019, mientras que el comercio global débil podría debilitar sus exportaciones.

El gobierno de Filipinas apunta a un crecimiento del Producto Interno Bruto del 6,5 a 6,9 por ciento este año, por debajo del objetivo de crecimiento anterior de siete a ocho por ciento. El objetivo de crecimiento anual para 2019-2022 se ha mantenido en siete y ocho por ciento.-VNA