Hanoi (VNA) - Desde principios del presente año hasta la fecha ningún barco pesquero de Vietnam operó de forma ilícita, gracias a la adopción de medidas estrictas para vigilar la pesca en alta mar y la renovación de los puertos según las normas de la Comisión Europea (CE).
 
Pesca en alta mar (Fuente: baomoi.com)


Así lo reveló Vu Van Tam, viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, en una reunión efectuada la víspera previa a la próxima visita de trabajo de una delegación de la CE, que inspeccionará la implementación por Vietnam de nueve recomendaciones relacionadas con la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no documentada (IUU).

El 23 de octubre de 2017, la CE impuso la tarjeta amarilla al sector acuícola del país indochino, alegando que los esfuerzos de Hanoi no fueron suficientes para combatir la pesca ilícita.

Aunque la medida se considera una advertencia, que técnicamente no está vinculada con la política comercial de la CE, la industria pesquera nacional está preocupada debido a que la tarjeta amarilla podría perjudicar seriamente la reputación de los mariscos en el mundo, lo que debilitaría las ventas.

Para atender las acciones de IUU, la CE evalúa a los países exportadores. Los que no cumplen con los estándares reciben una advertencia (tarjeta amarilla), seguida de una "tarjeta verde" si se resuelven los problemas o una "tarjeta roja" si no se han solucionado. Esta última puede conducir a una prohibición comercial de los productos pesqueros.

Durante los días 16 y 23 próximos, la delegación de la CE examinará y supervisará las actividades de los barcos pesqueros en los puertos, además de trabajar en normas técnicas para la importación de productos acuáticos.

Después de la inspección, la institución adoptará una decisión final sobre el levantamiento o no de la “tarjeta amarilla” impuesta a los productos acuáticos de la nación sudesteasiática. – VNA