El embajador de Vietnam en EE,UU, Ha Kim Ngoc, (Izq), y Ann Mills-Griffiths, directora de la Federación Nacional de Familias de Prisioneros de Guerra y Soldados Desaparecidos en Acción. (Fuente: VNA)
Washington (VNA) - La Embajada de Vietnam en Washington entregó un documental sobre la búsqueda de los restos del oficial naval estadounidense James B. Mills, quien murió durante la guerra en la nación indochina, a su hermana Ann Mills-Griffiths.

El acto de entrega tuvo lugar mientras el Comité Directivo Nacional sobre la Recuperación de Consecuencias de Bombas sin Explosión y Químicas Tóxicas de la Posguerra, y el Instituto de Paz de los Estados Unidos (USIP), organizan un seminario sobre la recuperación de las secuelas de la guerra, y el camino hacia la reconciliación y la cooperación entre Vietnam y Estados Unidos.

El documental de 12 minutos de duración habla sobre la búsqueda de Mills, quien murió en la provincia costera central de Nghe An. Sus restos fueron encontrados después de muchos años gracias a los esfuerzos incansables de ambas naciones.

El embajador, Ha Kim Ngoc, destacó en la ceremonia que durante la exitosa excavación se evidenció una estrecha cooperación entre fuerzas competentes vietnamitas y estadounidenses, como muestra del propósito común de curar las heridas de guerra, así como de superar las consecuencias de la posguerra, para contribuir a la construcción de la confianza mutua.

Este es también un punto culminante del camino hacia la asociación integral de los dos países, remarcó.

El diplomático destacó que la película señala el reconocimiento del Gobierno vietnamita a los esfuerzos de Griffiths, quien también es directora de la Federación Nacional de Familias de Prisioneros de Guerra y Soldados Desaparecidos en Acción, para abordar las consecuencias de la guerra y construir la amistad entre los dos países.

Por su parte, Griffiths destacó la significación del hecho para su familia y otras que buscan a los militares estadounidenses desaparecidos en acción en Vietnam.

Los restos de su hermano fueron encontrados después de muchos fracasos, luego de que casi se había perdido la esperanza, indicó, y enfatizó que el hallazgo ha devuelto la confianza a las familias de los prisioneros de guerra o desaparecidos en acción, sobre la posibilidad de encontrar los restos de sus seres queridos.

Griffiths describió el regalo como un símbolo de amistad entre los dos países,  que continuarán cooperando en la solución de las consecuencias de la posguerra.

A lo largo de los años, Vietnam ha sugerido que Estados Unidos busque nuevos métodos para mejorar las operaciones de búsqueda. Gracias a los esfuerzos conjuntos, se repatriaron cientos de restos de soldados norteamericanos.

La guerra dejó a millones de vietnamitas muertos y heridos, incluyendo a más de 300 mil soldados desaparecidos en acción. Los restos de unos 200 mil mártires vietnamitas aún no se han encontrado.

Por la parte estadounidense, más de 58 mil soldados murieron, dos mil desaparecieron y cientos de miles más resultaron heridos durante la guerra.-VNA