Bangkok, 10 feb (VNA)- La policía de Tailandia ha capturado a un ciudadano ruso que se cree que es el número dos en la banda internacional de delito cibernético Infraud Organization, informó Bangkok Post.
Sergey Medvedev arrestado por polícias de Bangkok (Fuente: AP)


Sergey Sergeyevich Medvedev, de 31 años de edad, fue arrestado en Bangkok el viernes pasado, 2 de febrero, por la División de Supresión del Crimen de Tailandia (CSD) a solicitud del Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI).

Una computadora portátil y documentos fueron tomados por la CSD como evidencia, que mostraba que Medvedev tenía más de 100 mil Bitcoin en el momento de su arresto, equivalente a aproximadamente ocho millones 200 mil dólares.

Medvedev presuntamente era administrador del sitio web Dark Infraud, cuyo lema era "In Fraud We Trust", que trataba principalmente de la venta de tarjetas e identidades de crédito robadas y documentos gubernamentales obtenidos ilegalmente.

El ciudadano ruso viajó con frecuencia dentro y fuera de Tailandia durante los últimos seis años con visas de turista.

El miércoles, el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a 36 personas de conspiración de crimen organizado y otros delitos por su papel en el sindicato del crimen.

Trece acusados provenientes de todo el mundo fueron arrestados en Estados Unidos y en otros seis países, incluidos Australia, Reino Unido, Francia, Italia, Kosovo y Serbia.

Medvedev no figuraba como uno de los 36 sospechosos acusados esta semana, pero fue descrito en la acusación como coadministrador de la red con su fundador ucraniano, Svyatoslav Bondarenko, quien permanece prófugo.

Policías enmascarados armados con armas automáticas se abalanzaron sobre su condominio en Bangkok el 2 de febrero, deteniéndolos antes de que funcionarios de la justicia estadounidense acusen a otros presuntos miembros del anillo.

Medvedev ahora está detenido en la Prisión Remand de Bangkok esperando que las autoridades estadounidenses lo lleven a juicio.

La Embajada de Estados Unidos en Tailandia no quiso hacer ningún comentario sobre el asunto. – VNA

VNA- INTER