Phnom Penh, 07 jun (VNA)- La declaración del primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, es un insulto a los sacrificios de los combatientes voluntarios vietnamitas, quienes ayudaron a liberar a Camboya del régimen genocida, afirmó el jefe del Gobierno de esta nación, Samdech Techo Hun Sen. 
El primer ministro de Cambodia, Hun Sen (Foto: khmertimeskh)

Hun Sen condenó la afirmación de Lee, en el Diálogo de Seguridad de Shangri- La, y sus comentarios en Facebook, donde expresó que, en su criterio, la presencia de los internacionalistas vietnamitas en Camboya en 1979 fue una “invasión”,  con lo cual mostró sus simpatías y apoyo al régimen genocida de Pol Pot, responsable de la muerte de millones de personas, y sus deseos de que regrese el mismo. 

“Esa declaración demuestra al pueblo singapurense y el mundo el hecho de que los entonces dirigentes de ese país contribuyeron a la masacre del pueblo camboyano”, escribió Hun Sen.

"Finalmente, preguntaré si el primer ministro Lee Hsien Loong considera que el juicio contra los cabecillas del  Khmer Rojo fue legítimo", cuestionó. 

Con anterioridad, el viceprimer ministro y titular de Defensa de Camboya, Samdech Tea Banh, y el miembro de la Asamblea Nacional de la provincia de Kampong Speu, Hun Many, también criticaron esos comentarios de Lee Hsien Loong.