La aldea pesquera Cua Van en la provincia norteña de Quang Ninh será escenario del despliegue piloto de una parte de la “Iniciativa de alianza Bahía de Ha Long – Cat Ba”, dos tesoros ambientales y económicos importantes de Vietnam.
La Bahía de Ha Long (Fuente: VNA)

El programa, que cuenta con ayuda total de 691 mil dólares ofrecida por la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), se lleva a cabo desde enero de 2015 hasta junio de 2017 con propósito de preservar la naturaleza, el entorno y los recursos naturales de esas preciosuras del país y del mundo.

Realizado por el Centro para Conservación de la vida marina y Desarrollo comunitario, el proyecto a implementarse en Cua Van tiene como objetivo estimular el involucramiento de las empresas y la población local en la gestión y explotación de Ha Long y desarrollar la acuicultura sostenible ligándola con el turismo.

La otra parte, a cargo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, consta de la fundación de un comité coordinador que asesora el gobierno local en la protección de Ha Long y Cat Ba, así como de la concienciación pública sobre los estándares ambientales.

La Bahía de Ha Long es reconocida dos veces como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1994 por su belleza y en 2000 por sus peculiaridades geológicas. Mientras, Cat Ba, frente a la costa de la ciudad norteña de Hai Phong, obtuvo en 2004 el título de Reserva de la Biosfera otorgado por esa institución internacional.

El parque nacional de Cat Ba (Fuente: dulichcatba.com)

En medio de las aguas celestes de Halong se encuentra la aldea de Cua Van, donde los turistas pueden adentrarse en la tranquilidad excepcional fascinante, contemplar paisajes pintorescos de montañas y del mar, y especialmente, acompañar a los pescadores – los “verdaderos guías” – en su habitual trabajo.

La aldea Cua Van (Fuente: zing.vn)

La imagen más típica de la localidad son pequeños barcos parecidos a cestos redondos de bambú anclados al frente de las viviendas, casas sujetadas a las otras para prevenir tormentas, los hombres endurecidos contra las intemperies pero muy hospitalarios y niños con la piel bronceada por el sol y la cara risueña inocente.
La aldea Cua Van (Fuente: zing.vn)

Las actividades atractivas incluyen pescar calamares al anochecer, participar en las fiestas o bodas locales donde se interpretan cantos folclóricos, descubrir cuevas y trepar montañas. – VNA