Búsqueda de MH370 (Fuente: CBS)
 
Kuala Lumpur​ (VNA) - El gobierno de Malasia firmó un acuerdo con Ocean Infinity, con sede en Estados Unidos, en un nuevo intento de buscar el avión desaparecido de Malaysia Airlines MH370.

En virtud del tratado firmado este miércoles, la empresa de exploración del fondo marino podrá recibir hasta 70 millones de dólares si encuentra el desafortunado aparato.

La empresa privada buscará MH370 en un área prioritaria de 25 mil kilómetros cuadrados en base de la norma “no encontrar, no cobrar”, lo que significa que solo se pagará si encuentra el avión, dijo el ministro de Transporte de Malasia, Liow Tiong Lai, en una rueda de prensa después de la firma.

Según el acuerdo, Ocean Infinity recibirá 20 millones de dólares si el avión se encuentra dentro de los cinco mil kilómetros cuadrados, 30 millones de dólares dentro de los 10 mil kilómetros cuadrados y 50 millones de dólares dentro de un área de 25 mil kilómetros cuadrados. Más allá de esa área, la empresa recibirá 70 millones de dólares, señaló.

Su prioridad es ubicar los restos del avión o los registradores de vuelo y cabina, agregó.

Ocean Infinity ha enviado la nave de búsqueda Seabed Constructor, el buque geodésico civil más moderno del mundo, para localizar los escombros del MH370 en el sur del Océano Índico.

Con la participación de 65 oficiales y miembros de la tripulación a bordo, incluidos dos representantes de las fuerzas navales de Malasia, la búsqueda comenzará el 17 de enero y se espera que dure 90 días.

El 8 de marzo de 2014, un Boeing 777 de Malaysia Airlines perdió contacto cuando realizaba el vuelo número MH370 desde Kuala Lumpur hacia Beijing, con 239 personas a bordo. Se supone que el avión desvió y cayó en las aguas en el Sur del Océano Índico frente a la costa occidental de Australia.

 Una campaña de búsqueda sin precedentes en la historia fue iniciada, con la participación de Australia, Malasia y China, pero hasta la fecha no alcanzó resultado alguno. La localización del avión, el destino de los pasajeros, así como la causa de esa tragedia permanecen un misterio.

 La búsqueda fue pausada en enero de 2017, y en octubre pasado, el gobierno malasio firmó un acuerdo con la empresa de exploración del fondo del mar Ocean Infinity, con sede en Estados Unidos, para reanudar esa campaña. Australia ofrecerá asistencia técnica a ambas partes. – VNA