Phnom Penh (VNA)- El Gobierno de Camboya anunció hoy la prohibición del consumo de comida por los turistas en el césped alrededor del área del templo de Angkor Wat, para proteger el paisaje y el medio ambiente en ese sitio, Patrimonio Cultural de la Humanidad.
 
El templo de Angkor Wat (Fuente: AP)

De acuerdo con las regulaciones, los vendedores ambulantes también tienen prohibido extender esteras o hamacas para servir a los viajeros en el césped alrededor del área del templo.

Las autoridades camboyanas declararon que esas actividades dañan el valor de ese patrimonio cultural, así como el medio ambiente y el orden público en el Parque Arqueológico de Angkor.

Durante 45 días, los turistas y vendedores solo recibirán advertencias si violan las nuevas políticas. Después de ese período, las violaciones serán sancionadas de acuerdo con las regulaciones.

El Parque Arqueológico de Angkor, que se ubica en la provincia de Siem Reap, en el noroeste de Camboya, es el polo turístico más conocido de este país sudesteasiático, y fue reconocido como Patrimonio Mundial en 1992, por la UNESCO.

Según los datos del Gobierno camboyano, en los primeros siete meses de 2019, el parque recibió a un millón 390 mil visitantes extranjeros, para ingresar aproximadamente 62 millones 300 mil dólares. La mayoría de los viajeros provienen de China, Estados Unidos y Corea del Sur. -VNA