Reunión de altos funcionarios de la Cumbre de Asia Oriental. (Fuente: VNA)

Bangkok (VNA) Las reuniones de altos funcionarios de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y sus tres socios (China, Corea del Sur y Japón), así como de los países participantes en la Cumbre de Asia Oriental (EAS) se efectuaron en esta capital.  

Las actividades, desarrolladas la víspera, figuran entre los preparativos de la Cumbre de ASEAN+3 y la EAS, que tendrán lugar en noviembre próximo en Tailandia.

Durante esos eventos, los socios aplaudieron la agenda trazada por el bloque este año, que se centra en el impulso de la asociación al desarrollo sostenible.  

Además, ratificaron el respaldo a la materialización de la Visión 2025 sobre la Comunidad de la ASEAN, con el fin de incrementar la conectividad, reducir las brechas de desarrollo, e intensificar la cooperación en el enfrentamiento a los desafíos emergentes.  

Tras reiterar el apoyo al papel protagonista de la ASEAN en una estructura regional abierta, transparente, inclusiva, y basada en la ley, los socios se comprometieron a continuar participando en los mecanismos liderados por el bloque, como la contribución a la paz, la seguridad, la estabilidad y el desarrollo en la región.  

Particularmente, los países de ASEAN+3 pusieron de relieve la importancia de fortalecer el sistema comercial multilateral y promover la conectividad económica, considerando como tarea fundamental concluir este año las negociaciones del Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional.  

Además, llamaron a aprovechar las oportunidades de la cuarta revolución industrial, ampliando la cooperación en los ámbitos emergentes, como la economía digital, el comercio electrónico y la construcción de ciudades inteligentes.  

Por otro lado, los altos funcionarios de los países participantes en la EAS acordaron fomentar el papel de ese mecanismo de diálogo de alto nivel sobre los estratégicos asuntos políticos y económicos de la región.  

Abogaron, además, por mejorar la capacidad de la EAS para enfrentar los desafíos emergentes y elevar la conectividad entre la misma y otros mecanismos regionales.  

También se comprometieron a incrementar la asistencia en la lucha contra el terrorismo y los ciberataques, así como en la seguridad marítima, el desarrollo sostenible, y la reducción de los residuos plásticos.

Al mismo tiempo, reiteraron el apoyo a los esfuerzos diplomáticos por la paz, la estabilidad y la desnuclearización en la Península de Corea, a la vez que confirmaron el respaldo al gobierno de Myanmar para la solución del problema humanitario en el estado de Rakhine.

Especialmente, coincidieron en la necesidad de mantener la paz, la seguridad, y la libertad de la navegación marítima y aérea en el Mar del Este, y llamaron a resolver las disputas por vías pacíficas y basadas en las leyes internacionales, en particular la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982.  

También instaron a cumplir con lo estipulado en la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este,  y establecer un código al respecto práctico y vinculante.  

Al intervenir en esas citas, el vicecanciller vietnamita Nguyen Quoc Dung, enfatizó el papel de ASEAN+3 y de la EAS en el impulso al diálogo y la cooperación para el establecimiento de una estructura regional abierta, transparente, inclusiva, y basada en la ley.  

Aseguró que Vietnam está dispuesto a incorporarse a las nuevas iniciativas de colaboración regional, a la vez que reafirmó el compromiso de su país de trabajar con otros miembros de la ASEAN y con China, para perfeccionar el código sobre la conducta de las partes en el Mar del Este.

Al margen de las citas, la delegación vietnamita sostuvo encuentros con representantes de la India, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea. - VNA