Un sistema perforador instalado por Keppel (Fuente: VNA)
 
Singapur, (VNA) – El grupo Keppel de Singapur pagó una multa de 422 millones de dólares para resarcir Estados Unidos, Brasil y su propio país por el escándalo de soborno vinculado con varios contratos firmados con sus contrapartes brasileñas.  

Según fuentes oficiales de Estados Unidos, una filial de Keppel en ese país, especializada en la instalación de perforadoras petroleras y operación de establecimientos de construcción naval, participó en una red de soborno encabezada por un brasileño.

De acuerdo con la fiscal estadounidense Bridget Rohde, mediante esa red criminal, las empresas vinculadas sobornaron unos 50 millones de dólares a varias autoridades brasileñas y cobraron ilegalmente 350 millones de dólares por las adquisiciones de compañías.

En una declaración dada a conocer en Singapur, Keppel dijo que los casos sobre  los “pagos ilegales” ofrecidos por un exrepresentante del grupo a autoridades brasileñas en el período 2001-2014 están vinculados con algunos contratos firmados con Petrobras y Sete Brasil, un suministrador de perforadoras.

Keepel se compromometió a cooperar con las autoridades de Singapur, Estados Unidos y Brasil en la investigación. Su presidente, Lee Boon Yang, expresó su arrepentimiento y decepción por esos casos.

Además, Keppel aseguró que continuará sus actividades en Estados Unidos y Brasil, y expresó su confianza en que el escándalo no afectará negativamente sus negocios en los tres mencionados mercados y otros países.

Las autoridades anticorrupción de Singapur afirmaron este sábado que llevan a cabo la investigación de los individuos sospechosos, pero no suministraron más detalles. – VNA