Ciudad Ho Chi Minh, 19 jul (VNA)- La guerra comercial entre Estados Unidos y China genera oportunidades, así como desafíos para los productos exportables de Vietnam, incluidos las confecciones textiles y calzado, evaluó Pham Xuan Hong, presidente de la Asociación de confecciones y tejido de esta ciudad sureña.

De acuerdo con el funcionario, la subida del arancel por parte de Washington a artículos chinos será una oportunidad para que las empresas nacionales aumenten sus ventas a ese mercado.

Además, añadió, la disputa causa la devaluación del yuan (moneda China) respecto al dólar estadounidense, lo que favorecerá las importaciones de Vietnam de materias primas procedentes del país vecino.

Sin embargo, Xuan Hong señaló los retos para la industria textil doméstica cuando los inversores busquen trasladar sus fábricas a Vietnam para cambiar el origen de los productos con el fin de enviarlos al mercado estadounidense.

Hasta hoy, Washington no ha adoptado acciones contra los productos extranjeros elaborados con materias primas procedentes de China, no obstante,  si las empresas de este último país aceleran sus inversiones aquí, existe la posibilidad de que Estados Unidos aplique medidas sobre esas mercancías, señaló.

Si esto ocurre, explicó Xuan Hong, la industria textil vietnamita enfrentará muchas dificultades debido a que importa una gran cantidad de materias primas del gigante asiático.

Según el vicepresidente de la Asociación de Cuero, Calzado y Bolsos de Vietnam, Diep Thanh Kiet, la guerra comercial entre esas dos mayores potencias del mundo acabó de comenzar y aún no genera impactos directos a la producción y exportación del sector textil de Vietnam, sin embargo, dijo, afecta de forma indirecta el mercado de consumo.

Explicó que la medida arancelaria impuesta por Washington a productos chinos y la respuesta de Pekin de subir las tarifas a decenas de artículos de la nación norteña provocan el aumento de precios de algunas mercancías en sus respectivos mercados, lo que resulta en la disminución de la demanda de los consumidores.

De acuerdo con Thanh Kiet, si la industria de confecciones y calzado de Vietnam recibe mayores pedidos de mercados que habitualmente lo hacían a China, esta rama registraría un crecimiento más alto que la cifra prevista de nueve a 10 por ciento.

Sin embargo, señaló, si las empresas chinas trasladan piezas, componentes y productos inacabados para su confección en Vietnam, este país podría convertirse en un punto de tránsito ilícito de mercancías, lo que llevaría a una posible sanción preventiva por parte de Estados Unidos.

Expertos nacionales recomendaron que el Estado intensifique el control del comercio fronterizo, así como las exportaciones a través de los puertos marítimos, para minimizar fraudes en la declaración del origen de las mercancías, lo que, de ocurrir, podrá desprestigiar a productos vietnamitas.

Por su parte, las firmas del patio deben tener cautela al establecer nexos comerciales con socios del país vecino con el fin de evitar riesgos, y seguir de cerca la evolución del mercado.-VNA