Cultivo de arroz en Vietnam. (Fuente: VNA)
Hanoi (VNA) – El representante en jefe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Vietnam, Albert T. Lieberg, describió hoy el país como un ejemplo exitoso de la construcción nacional y el desarrollo económico, durante un acto conmemorativo por el Día Mundial de la Alimentación y los 40 años de la presencia de ese órgano en la nación.

Al mismo tiempo, declaró que esa organización continuará apoyando a Hanoi en el cumplimiento de los objetivos de progreso sostenible.
 
El 2017 marca el tercer año consecutivo en que el mundo registra un crecimiento de la hambruna. De cada nueve personas una tiene escasez de alimentos, es decir, unos 821 millones de pobladores en el planeta. Mientras, al menos hay mil millones de personas que sufren desnutrición. 

El Día Mundial de la Alimentación 2018 constituye una ocasión para levantar aún más el espíritu de la cooperación entre Hanoi y la FAO, dijo, y sostuvo que este apoyo durante cuatro décadas contribuyó a convertir a Vietnam en uno de los mayores exportadores mundiales de arroz y garantizar el autoabastecimiento de alimentos.  

En la ocasión, la FAO llamó a las partes a juntar las manos para eliminar la hambruna, incluido el incremento de las inversiones del gobierno y del sector privado, la adopción de políticas y medidas de intervención para garantizar el aprovechamiento por los grupos vulnerables de las oportunidades de crecimiento y empleo.  

Se trata también de una tarea clave de la Agenda 2030 sobre el desarrollo sostenible. La alimentación y la agricultura constituyen un pilar de las acciones encaminadas a erradicar la pobreza, la hambruna y la desnutrición para proteger los recursos naturales y responder al cambio climático.  

Durante los últimos 40 años, la FAO asistió a Vietnam en la implementación de casi 500 proyectos al respecto. Pese a los importantes logros alcanzados en la producción agrícola, la nación enfrenta grandes desafíos en la garantía de la seguridad alimentaria y la nutrición, especialmente en las zonas remotas y en momentos de la complicación de los desastres naturales y el cambio climático.  

Por su parte, el viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Le Quoc Doanh, recalcó que el sector agrícola de Vietnam desempeña un papel crucial en la garantía de la seguridad alimentaria para casi 95 millones de personas, el suministro de medios de subsistencia del 65 por ciento de la población rural y contribuye con el 17 por ciento al Producto Interno Bruto.  

Aseguró que ante la intensa competencia en el escenario global y los efectos negativos de los desastres naturales, el país  apuesta por la modernización de las zonas rurales y la reestructuración de la agricultura, centrándose en la aplicación de tecnologías y la adecuación de la producción a las demandas del mercado.  

Afirmó que Vietnam está dispuesto a compartir experiencias con otros países en vías de desarrollo, y precisó que expertos nacionales brindaron nuevas especies de cultivo y tecnologías a naciones africanas, latinoamericanas y asiáticas para fortalecer su capacidad de garantizar la seguridad alimentaria. – VNA