Hanoi (VNA) La calle Phung Hung, en el casco antiguo de Hanoi, reserva 200 de sus poco más de mil metros para exponer 19 murales con escenas de un pasado en el que esta milenaria ciudad se reconoce sin renunciar a la modernidad.

Colores del otoño tiñen a la moda en Vietnam

De estilo contemporáneo -algunos multicolores y otros monocromáticos- los frescos conectan el patrimonio de la urbe con sus valores artísticos y comunitarios.

En apenas ocho meses de existencia, este se ha convertido en un espacio cultural adonde suelen ir a tomarse fotos los jóvenes, las familias, las quinceañeras y hasta los recién casados.

Diez de los murales fueron pintados por artistas vietnamitas, ocho por surcoreanos y uno colectivamente, animados por el afán de engalanar la ciudad y de preservar su patrimonio cultural e histórico a través de la visualidad.


La calle Phung Hung desemboca en el tradicional mercado de Dong Xuan, el mayor de su tipo en Hanoi, y está previsto cerrarla al tráfico para que acoja diversas actividades culturales y juegos populares.

Inscritas en arcos abovedados, las pinturas ofrecen un singular soporte a la línea ferroviaria que pasa por encima, pero ni el ruido de los vagones distrae a los hanoienses de la nueva prenda que vino a embellecer sus vidas.-VNA


Por Alberto Salazar (Prensa Latina) – Minh Duc (VNA)