Insurgentes atacan comisarías en Buthidaung, en el Norte de Rakhine. (Fuente: Reuters)

Naypyidaw (VNA) - Un total de 13 policías perdieron la vida durante los ataques realizados por insurgentes a numerosas comisarías en el estado de Rakhine, en Myanmar, informó el ejército.

La fuente precisó que centenares de tiradores del autodenominado Ejército de Arakan (AA) atacaron la mañana de ayer cuatro despachos en Buthidaung. Los policías fueron obligados a abandonar dos comisarías, y nueve agentes de seguridad resultaron heridos.

El ejército de Myanmar aceleró la inspección en esa área. Los atentados ocurrieron justo en momentos en que el pueblo celebraba el aniversario 71 del Día de la Independencia.

Mientras, AA declaró haber liberado a 12 funcionarios de seguridad detenidos por ese grupo en enfrentamientos y proclamó que los recientes ataques son represalías a las operaciones llevadas a cabo por el ejército myanmeno en las últimas semanas.

El mes pasado Naypyidaw decidió suspender hasta el 30 de abril próximo todos los actos militares contra los grupos armados que operan en cinco áreas.

Durante ese plazo, esas fuerzas realizarán negociaciones de paz y cese al fuego con el Centro de Paz y Reconciliación, mientras que el ejército puede dialogar con las organizaciones que todavía no firmaron el acuerdo de alto el fuego en las zonas en el Norte, Noreste, Este, Medio Oriente y el triángulo militar.

Hasta el momento, 10 grupos armados se incorporaron al Tratado de cese al fuego nacional con el gobierno myanmeno. El pacto, creado en octubre de 2015, todavía es rubricado por siete organizaciones de la Alianza del Norte. - VNA