Kuala Lumpur (VNA)- El gobierno de Vietnam trabajó al máximo para proteger los derechos legítimos de Doan Thi Huong, condenada a prisión en el caso de la muerte del norcoreano Kim Chol en 2017 en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, afirmó el embajador de Hanoi en Malasia, Le Quy Quynh.  

El embajador Le Quy Quynh. (Fuente: VNA)

Tras el juicio realizado por la Alta Corte Shah Alam del estado Selangor, el diplomático agradeció el respaldo del gobierno malasio, del fiscal general, Tommy Thomas, así como el de los abogados vietnamitas y de esta nación.

La representación diplomática siempre trabaja para proteger los derechos legítimos de los ciudadanos vietnamitas, afirmó Quy Quynh, y añadió que en los casos como el de Doan Thi Huong, la Embajada sigue de cerca la situación y ofrece el máximo apoyo a los abogados.  

Con anterioridad, el tribunal cambió el cargo aplicado a Doan Thi Huong de “asesinato” por el de “daños voluntarios con medios peligrosos”.

La ciudadana vietnamita podría ser liberada en la primera semana de mayo próximo, estimó Salim Bashir, uno de sus abogados.  

Los defensores apreciaron el veredicto de la Alta Corte, así como la coordinación de las autoridades vietnamitas como la cancillería, el Ministerio de Seguridad Pública y la Embajada en Malasia.  

Mientras, la Barra de Abogados del país indochino trabajó con la parte malasia para respaldar a Doan Thi Huong.

Por su parte, el padre de la acusada, Doan Van Thanh, manifestó su satisfacción y la de su hija, y agradeció a los dos gobiernos, a los abogados y a la prensa.  

Doan Thi Huong, de 30 años, y la indonesia Siti Aisyah, de 26 años de edad, fueron acusadas de envenenar a Kim Chol con el agente nervioso VX, sustancia extremadamente tóxica empleada como arma química.

Ambas declararon que fueron engañadas, y de ese modo pensaron que participaban en una broma inofensiva.

El 11 de marzo pasado, Siti Aisyah fue liberada, pero no se dio a conocer la razón por la cual los procuradores retiraron los cargos contra la misma. - VNA