Miles de toneladas de rocas y tierra cayen en carreteras, interrumpiendo el tránsito de los pobladores (Fuente: VNA)
Hanoi (VNA) – A 19 se elevó la cifra de fallecidos a causa de las inundaciones e intensas precipitaciones ocurridas en las provincias norvietnamitas de Ha Giang y Lai Chau el fin de semana pasada, informó el Comité Nacional de Respuestas a Desastres Naturales y Búsqueda y Rescate.

Según datos de la fuente actualizados a las 16:00 (hora local) de ayer, los desastres naturales ocurridos los pasados días 23 y 24 en la región montañosa septentrional del país dejaron como saldo además 11 desaparecidos y 12 heridos.  

Las inundaciones también destruyeron más de dos mil viviendas, mil 200 hectáreas de producción agrícola y acuícola y seis mil aves de corral.

Las pérdidas materiales se estiman en 19 millones 400 mil dólares.  

La provincia de Lai Chau fue el territorio más dañado, con 14 fallecidos, 11 desaparecidos, 11 lesionados, y pérdidas materiales estimadas en 13 millones de dólares.   

Hasta el momento, debido a las inundaciones y el desplazmiento de la tierra, en numerosos tramos de las carreteras nacionales 4H, 4C y 279 permanece la interrupción temporal del tránsito.  

Anoche un grave deslave de tierra tuvo lugar en la carretera 4D, lo que detuvo el tráfico desde la ciudad de Lao Cai, hasta el barrio Sa Pa.  

Autoridades locales estiman que el transporte de vehículos se normalizará esta mañana, pero las unidades competentes enfrentan muchas dificultades al intentar limpiar la carretera con rocas de más de 10 toneladas de peso.

Ante  esa situación, el viceprimer ministro Trinh Dinh Dung instó a las provincias damnificadas a movilizar todos los recursos necesarios para la búsqueda y rescate de los desaparecidos y la evacuación de los pobladores de las áreas vulnerables.  

También pidió a las autoridades competentes a ofrecer asistencia al tránsito en las zonas inundadas, así como a la reparación de las viviendas afectadas y el saneamiento ambiental.  

Mientras, el Ministerio de Salud exhortó a las provincias norteñas a seguir de cerca el comportamiento del clima y a garantizar el suministro de los artículos de primera necesidad a los residentes en las zonas dañadas.  

La cartera también exigió fortalecer los establecimientos de salud afectados, impulsar la limpieza ambiental y la garantía de higiene alimentaria, además de intensificar la divulgación de medidas para prevenir y reducir las consecuencias de estos eventos meteorólogicos. – VNA