Bloques de apartamentos en Singapur (Fuente: Reuters)
Singapur (VNA) – El gobierno de Singapur anunció políticas más estrictas sobre el número máximo de unidades en los nuevos bloques de apartamentos privados y condominios para controlar el desarrollo excesivo de las llamadas “cajas de zapatos” en este país.  
 
De acuerdo con las regulaciones promulgadas la semana pasada por la Autoridad de Redesarrollo Urbano de Singapur, la cantidad máxima permitida para los apartamentos de ese tipo se reducirá en 18 por ciento. La nueva política entrará en vigor en 2019 y se aplicará en los proyectos localizados fuera de la zona céntrica.  

Además, el tamaño de las nuevas viviendas deberá superar los 85 metros cuadrados, en lugar de 70 metros cuadrados como lo establecido anteriormente.  En la actualidad, esa dimensión mínima resulta mucho más que la de las “cajas de zapatos”, las cuales suelen poseer una superficie de menos de 40 metros cuadrados, y se pueden alquilar a precios de entre dos mil a dos mil 200 dólares al mes.

Según este ordenamiento, en nueve áreas –comparadas con las cuatro anteriormente– , se aplicará la extensión mínima de 100 metros cuadrados, a saber, Marine Parade, Joo Chiat-Mountbatten, Balestier, Telok Kurau-Jalan Eunos, Stevens-Chancery, Pasir Panjang, Kovan-How Sun, Shelford y Loyang.  

Economistas consideran que esa política se propone controlar y disminuir el número de micro-apartamentos, a fin de enfrentar la sobrepoblación en las zonas urbanas. Se trata también de otro paso del gobierno, después de los reajustes adoptados en julio pasado, para estabilizar los precios en el mercado inmobiliario.  

La cotización de los bienes raíces en Singapur siguió en curva ascendente desde 2010, a pesar de las medidas llevadas a cabo por el gobierno para calmar el mercado. En el primer y el segundo trimestres de 2018, los precios de las viviendas registraron incrementos interanuales respectivos de 3,9 y 3,4 por ciento, niveles más altos desde 2010.  

Según Christine Li, directora de Investigación en la consultoría Cushman & Wakefield, las nuevas regulaciones tienen como objetivo prevenir que los desarrolladores de bienes raíces maximicen los beneficios por ofrecer apartamentos pequeños.  

Inmediatamente, cayó la cotización de acciones de las agencias inmobiliarias de primera categoría. En concreto, City Developments sufrió una reducción de 1,7 por ciento; UOL, un 2,1 por ciento  y Oxley Holdings, un 1,6 por ciento.  

Expertos pronostican que la nueva política disminuirá la oferta en 30 por ciento y limitará la capacidad de los desarrolladores de maximizar los beneficios. Además, los precios de terreno podrán bajar en 20-40 por ciento. – VNA