El jefe representante de la Oficina de la UNESCO en Hanoi, Michael Croft. (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y sus socios para el desarrollo lanzaron el proyecto “Por un mundo sin desperdicios” en esta capital.

El evento efectuado la víspera tuvo como objetivo reunir a las agencias de las Naciones Unidas, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, el sector privado y los estudiantes en actividades colectivas para reducir los desechos plásticos y sólidos en Vietnam, principalmente en los sitios turísticos y los patrimonios mundiales.

La UNESCO y la empresa Coca-Cola anunciarán premios de reciclaje de arte como forma de estimular la creatividad entre jóvenes de 15 años o más en el uso de materiales reciclados. También ofrecerán una ayuda financiera por valor de cuatro mil 300 dólares para materializar las mejores ideas.

El jefe representante de la Oficina de la UNESCO en Hanoi, Michael Croft, destacó las soluciones innovadoras para los problemas ambientales, como la creación de obras de arte a partir de desechos para cambiar el comportamiento con el medio ambiente.

A su vez, Hiroshi Kanazawa, directora general de Coca-Cola Indochina, dijo que a principios de 2018 su empresa anunció la campaña mundial "Mundo sin desperdicios", con el objetivo de recolectar y reciclar todas las latas y botellas que se venden a nivel mundial para 2030.

La campaña se centrará en todo el ciclo de vida del embalaje, desde cómo se diseñan y fabrican las botellas y las latas, hasta cómo se reciclan y se reutilizan, precisó.

Coca-Cola también se asoció con el Consejo Británico mediante un programa que permite el acceso a agua potable en EKOCENTER en todo el país en los próximos dos años, centrándose en aumentar la conciencia pública sobre el medio ambiente y la gestión de residuos.

EKOCENTER es un proyecto lanzado por Coca-Cola que busca el empoderamiento de las comunidades más desfavorecidas a través de la empresa social. Se trata de pequeños quioscos que se instalan en zonas sin acceso a bienes y servicios básicos. Dirigidos en su mayoría por mujeres, proporcionan a la comunidad artículos de primera necesidad, agua potable, energía solar y acceso a internet, entre otros beneficios.

El secretario permanente del Comité Central de la Unión Juvenil Comunista de Ho Chi Minh, Nguyen Anh Tuan, subrayó que la Unión ha realizado actividades específicas para concienciar a los jóvenes sobre la protección del medio ambiente, incluida la campaña "Vamos a limpiar el mar", que atrajo a decenas de miles de jóvenes y contribuye a mitigar la contaminación de residuos en las playas de Vietnam.-VNA