Hanoi (VNA) - Vietnam ha eliminado la elefantiasis como un problema de salud pública, confirmó la Organización Mundial de Salud (OMS).
Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Según esta organización internacional, en Vietnam, las referencias a la enfermedad se remontan a más de un siglo. La prevalencia de la infección disminuyó gradualmente en muchas áreas a través de cambios ambientales, mejoras en la vivienda, mayor uso de mosquiteros y tratamiento selectivo.

Las campañas anuales de tratamiento masivo en el período 2002- 2008 detuvieron la transmisión en las áreas endémicas restantes, y la vigilancia ha continuado. El año pasado, este país indochino estableció un nuevo programa de capacitación pionero para garantizar una atención sostenida para las personas con complicaciones de la elefantiasis.

De acuerdo con la OMS, la enfermedad, que debe su nombre a los síntomas, especialmente la inflamación de las extremidades, lo que hace que las piernas se parezcan a las de un elefante, es una infección que los mosquitos transmiten a los humanos.

Se trata de un síndrome caracterizado por el aumento de algunas partes del cuerpo, especialmente en las extremidades inferiores y en los órganos genitales externos.

Puede producirse por diversas enfermedades que obstruyen el sistema linfático, lo cual produce un agrandamiento progresivo de extremidades o genitales, que se acompaña de aspereza, arrugas y fisuras de la piel y el tejido subcutáneo. También causa la malformación de huesos, ocasionando la deformación del cuerpo.

La elefantiasis se encuentra con mayor frecuencia en zonas tropicales o subtropicales, como África central y algunas islas del Pacífico, y es rara o inexistente en la zona templada del planeta. 

Los signos visibles primero son la inflamación de los ganglios linfáticos, con inflamación temporal en la zona afectada, vetas rojas a lo largo de la pierna o el brazo, dolor, escalofríos y fiebre, seguido de la formación de úlceras y tubérculos, con un engrosamiento, decoloración y agrietamiento de la piel. 

Medicamentos específicos son administrados para la destrucción de los parásitos; los vendajes y la elevación de la zona afectada ayudan a aliviar la hinchazón. 

El control sanitario para eliminar los insectos portadores de la enfermedad, es el método más eficaz para su eliminación definitiva.

Además de Vietnam, Palau, Wallis y Futuna también fueron reconocidos como países libres de la elefantiasis.

Desde  el lanzamiento en 2000 por la OMS del Programa Global para Eliminar la elefantiasis,  11 países y áreas en la Región del Pacífico Occidental han sido reconocidos por eliminar este mal como un problema de salud pública: Camboya, China, Islas Cook, Niue, Marshall Islas, Palau, Corea del Sur, Tonga, Vanuatu, Vietnam y Wallis y Futuna. – VNA