Hanoi, (VNA) La visita que inicia hoy el presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, al país de Sol Naciente se aspira a impulsar los nexos multifacéticos entre los dos países, sobre todo en la cooperación económica.

Industria de confecciones textiles de Vietnam (Fuente: VNA)
 
Las relaciones entre Hanoi y Tokio alcanzaron un notable e integral avance en los últimos años, especialmente después del establecimiento de la Asociación estratégica produnda y amplia por la paz y prosperidad en Asia en marzo de 2014.

De acuerdo con el Ministerio vietnamita de Industria y Comercio, el valor de las exportaciones de Hanoi a Japón totalizó más de dos mil 700 millones de dólares en el primer trimestre de 2018, para un incremento interanual de 14,3 por ciento.

Vietnam exportó principalmente confecciones textiles, vehículos y maquinarias, entre otros productos.

Según el informe de la Organización de Promoción Comercial de Japón, Vietnam ocupa la segunda posición en la lista de los mercados extranjeros con los cuales las empresas niponas desean ampliar sus negocios.

En marzo último contaba Japón con tres mil 693 proyectos de inversión extranjera directa en Vietnam, con un capital registrado de cerca de 50 mil millones de dólares, lo que lo convierte en el segundo mayor inversor foráneo aquí.

A su vez, Japón es el mayor proveedor de Asistencia Oficial para el Desarrollo de Vietnam, que se centra en sectores clave como infraestructura, elevación de competitividad, capacitación de recursos humanos y respuesta al cambio climático, entre otros.

Hoang Quang Phong, vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria de Vietnam, consideró que para atraer cada vez más las inversiones niponas, Vietnam debe acelerar las reformas de procedimientos administrativos, mejorar la competitividad nacional y crear condiciones prioritarias para inversores.

Una vez que entre en vigor el Acuerdo de Libre Comercio Vietnam-Japón, al menos 86 por ciento de los productos agrícolas y 97 por ciento de los artículos industriales del país indochino se beneficiarán de los impuestos preferenciales.

Se prevé que más de 94 por ciento de las exportaciones nacionales a Japón estén libres de arancel en los próximos 10 años, mientras que esta cifra para las ventas japonesas será 87 por ciento.

Sin embargo, el subjefe del Departamento de Mercados Asiáticos – Pacíficos del Ministerio de Industria y Comercio, Le An Hai, sostuvo que los beneficios que generan los tratados de libre comercio con Japón, en particular, y con otros países, en general, no se corresponden con las potencialidades comerciales.

Para aprovechar las ventajas y fortalezas generadas por estos acuerdos económicos, An Hai recomendó que las entidades nacionales incrementen el control de calidad de los productos, impulsen la promoción comercial en mercados foráneos y determinen las oportunidades y desafíos empresariales, entre otras medidas. –VNA