Hanoi, 23 oct (VNA) Las hermanas Trung, que lideraron la resistencia contra el ejército de China, Vo Thi Thang, condenada a 20  años de prisión por el antiguo gobierno de Saigón y otras heroinas – muchas anónimas- que participaron en la guerra frente a las fuerzas francesas y estadounidenses, están representadas hoy en las millones de vietnamitas con presencia vital en todos los sectores en que se asienta el crecimiento y el desarrollo sostenible de la economía nacional.
Vo Thi Thang (Fuente:Internet)

A ellas se les recordó de manera especial este 20 de octubre, Día de la Mujer de Vietnam, por su entrega a la causa revolucionaria; el coraje que mostraron al ver partir a una guerra desigual a sus familiares más allegados; por el apoyo de las residentes en el Norte a las/los combatientes del Sur frente al poderoso ejército de Estados Unidos y el régimen títere. 

La celebración coincide con la fundación de la Unión de Mujeres de Vietnam hace 88 años, organización que vela por la protección de los derechos de la masa femenina y promueve su incorporación al estudio para garantizar en un futuro una mayor presencia de este grupo en puestos de liderazgo, aun modesto.

La victoria definitiva de Vietnam en 1975 con la liberación del Sur y la reunificación nacional  brindó la oportunidad a las féminas a integrarse a un proceso que les ha permitido iniciar el camino de la equidad.   

Hoy es una mujer la presidenta interina de Vietnam, Dang Thi Ngoc Thinh, luego del fallecimiento en septiembre pasado del mandatario Tran Dai Quang, la Asamblea Nacional es dirigida por una representante de la población femenina, Nguyen Thi Kim Ngam, y, aunque aun bajo, ellas representan el 26,8% en el Parlamento en la actual legislatura, hasta 2021.

Otros datos nada desechables indican que las mujeres son el 48,5% de la fuerza laboral. El 50,2% esta empleada en el sector de agricultura, silvicultura y acuicultura;  el 43,6 por ciento en la industria procesadora, confecciones textiles, calzado, equipos electrónicos, comercio, finanza y banca.

Otras ramas en las que es mayor su presencia son en la de educación, ciencia y tecnología con el 76,4%,  y en salud, con 63,7 por ciento.  Mientras, su tasa de participación en la gestión de empresas ronda el 24,9 %.

En ese sentido, la Organización de Naciones Unidas reconoció recientemente los logros de Vietnam en la igualdad de género y lo consideró entre los abanderados en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La participación de ellas en puestos de liderazgo aunque modesto tiende a crecer: el 10% de miembros del Comité Central del Partido Comunista son mujeres,  representan el 25% en las filas del Partido y tres integran el Buró Político.

Es de destacar que constituyen el 25,7% de los directivos en los Comités Populares provinciales, 24,6 % a nivel de distrito y 27,7%  en las comunas para el periodo 2016/2021. Esas tasas se situaban en 22,3%, 20,9% y 16,61%, respectivamente, en el lapso 1999-2004.

Esa inserción en la vida política y socio-económica sería imposible si no existiera un sistema que vela por la superación femenina. Los números indican que el 97,38 % de las mujeres entre 15 y 60 años están alfabetizadas y en el caso de las pertenecientes  a etnias minoritarias ese indicador se ubica en el 79,8%. Sin embargo, tales logros, que no son pocos, aun son insuficientes para que las mujeres ocupen el lugar que merecen y en ese sentido trabajan las organizaciones políticas vietnamitas.

Las mujeres tampoco escapan de otra situación existente en gran parte del orbe y es el hecho que en algunos sectores ellas reciben un salario inferior al de los hombres aunque realizan el mismo tipo de trabajo. A lo anterior se une que alrededor de ocho millones están ocupadas en el sector informal, en condiciones de pobreza.

Aunque las vietnamitas van ascendiendo en su participación en la construcción de la sociedad socialista junto a los hombres, aun falta un camino por recorrer. Talento y voluntad les sobra a quienes lucharon como fieras por la soberanía de su bello país. Esta es otra batalla que con certeza también ganarán. -VNA

Por Mariela Pérez Valenzuela, especial para la Agencia Vietnamita de Noticias.