Manila (VNA) – La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y sus tres contrapartes de diálogo (China, Sudcorea y Japón) llamaron a incrementar la cooperación regional en la lucha contra el terrorismo y el extremismo violento.
Combatientes filipinos en Marawi (Fuente: VNA)

Durante una rueda de prensa efectuada este jueves en Filipinas después de las reuniones ministeriales de la ASEAN referentes a la lucha contra los crímenes transnacionales y el extremismo violento, el secretario de Interior del país anfitrión, Catalino Cuy, dijo que los participantes coincidieron en que esas tendencias son amenazas existentes y visibles.

Todas las partes acordaron intensificar la coordinación de esfuerzos en la lucha antiterrorista, incluido el intercambio de información y experiencias y la mejoría de la capacidad de las unidades competentes, añadió. 

De acuerdo con esa fuente, los delegados enfatizaron la importancia y la necesidad de derrotar y poner fin pronto a las operaciones de los insurgentes terroristas en la ciudad filipina de Marawi, ante preocupaciones de que esos elementos puedan penetrar en otros países asiáticos.

Las contrapartes de diálogo de la ASEAN manifestaron preocupaciones por la situación en Marawi, así como la posibilidad de que sus ciudadanos estén vinculados con ese conflicto.

Por otro lado, las partes abogaron por supervisar las actividades –incluidas las transacciones financieras dudosas– de los grupos sospechosos de terrorismo que pretenden introducirse en la región.

Según Catalino Cuy, los ministros manifestaron un compromiso firme mediante la aprobación de la Declaración de Manila sobre el enfrentamiento al extremismo violento y el Plan de acción integral de la ASEAN referente a la lucha contra el terrorismo.

Además, expresaron su apoyo a la Declaración de la ASEAN sobre la prevención y lucha contra los delitos cibernéticos y aprobaron los estándares de referencia de la Reunión Ministerial del bloque sobre crímenes transfronterizos, entre ellos el narcotráfico, contrabando de armas, trata de personas, lavado de dinero, piratería y violación de la propiedad intelectual. – VNA