Hanoi (VNA) – Las negociaciones para la implementación del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP) después de la salida de Estados Unidos se aproximan a su conclusión, en vísperas de la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Vietnam,  reportó el periódico canadiense The Globe and Mail. 

Se trata de una señal de que los dirigentes de los 11 países firmantes restantes podrían adoptar decisiones importantes sobre ese tratado, especialmente después de que Nueva Zelanda aceptara reajustar algunas leyes nacionales referentes a los recursos terrestres y la propiedad de viviendas de extranjeros, según la misma fuente.
Los acuerdos alcanzados después de las conversaciones efectuadas recientemente en Japón les evitaron a las partes la posibilidad de renegociar el tratado a la petición presentada anteriormente por Nueva Zelanda de las medidas drásticas de control de los precios de bienes raíces. 

Esos resultados también posibilitaron que las partes se aproximen a un consenso sobre el establecimiento de una nueva zona de libre comercio, al margen de la Cumbre del APEC que tiene lugar esta semana en Vietnam. 

Kazuyoshi Umemoto, jefe de la delegación japonesa, afirmó que además de sus grandes efectos económicos, el TPP-11 tendrá una importante influencia en el sistema económico mundial y brindará la paz y prosperidad a la región de Asia-Pacífico. 

Con anterioridad, durante la reunión efectuada en la ciudad nipona de Urayasu, los negociadores acordaron flexibilizar algunos compromisos del TPP, y fijaron como meta alcanzar positivos resultados sobre ese tratado durante el encuentro ministerial que se realizará al margen de la Cumbre del APEC. 

Japón también espera que las demás firmantes ratifiquen ese acuerdo durante la Cumbre, para demostrar a otras economías que el TPP es el “campeón” del proceso de liberalización comercial y persuadir así a Estados Unidos a reincorporarse a ese tratado. 

El TPP fue firmado en febrero de 2016 por Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam, y representó entonces el 40 por ciento de la economía mundial. 

Después de su asunción como presidente de Estados Unidos en enero de 2017,  Donald Trump anunció la salida de su país del TPP, al alegar que ese acuerdo afecta negativamente a los empleos de los estadosunidenses, y afirmó que Washington buscará tratados comerciales bilaterales. 

Los 11 países miembros restantes se esforzaron para salvar al TPP mediante numerosas negociaciones. Analistas esperan que el acuerdo se aplique prontamente, antes de recibir a otras economías potenciales como Sudcorea. – VNA