La construcción ilegal china de islas artificiales en el Mar Oriental aumenta la tensión en los nexos diplomáticos con los países sudesteasiáticos, enfatizó el periodista y también estudioso estadounidense James Borton

Cambio de statu quo de Mar Oriental: riesgo para nexos regionales hinh anh 1Barcos chinos alrededor del arrecife Mischief, archipiélago Truong Sa de Vietnam (Fuente: VNA)

Al intervenir ayer en un coloquio en Washington sobre la situación en esas aguas, Borton advirtió que el entorno marítimo y seguridad en el mar del Este enfrenta una severa amenaza por una serie de actividades por cambiar su statu quo. 

Añadió que la construcción y consolidación a gran escala de las entidades en esa área ponen en peligro los recursos naturales y la biodiversidad y generan distintas amenazas prolongadas para los arrecifes calificados de primera categoría mundial en término de preciosidad. 

Pese a las afirmaciones de Beijing de que sus actividades no afectan la seguridad y la ecología marina, las pruebas científicas demuestran lo contario, aseveró. 

Citó como ejemplo algunos de los movimientos al respecto de China como el fomento de la pesca en distintos caladeros en el Mar Oriental y la movilización en 2012 de una flota de gran número de barcos pesqueros y procesadores in situ al archipiélago Truong Sa (Spratlys). 

A su vez, el profesor John McManus de la Universidad de Miami remarcó que las actividades de construcción y pesca perjudican severamente los 80 kilómetros de arrecifes en Truong Sa. 

En tanto, el director del Programa de China y Océano Pacífico de la organización National Interest, Wallace Gregson Jr., observó que las reclamaciones soberanas y los movimientos que transforman el statu quo a gran escala en el Mar Oriental estos tiempos originan inestabilidad en la región y riesgos latentes de conflictos. 

Respecto a las soluciones, exigieron poner fin inmediatamente las actividades al respecto de las partes concernientes y fomentar la concientización sobre la importancia del ambiente del Mar Oriental

Recomendaron a la ASEAN establecer un “Consejo Multilateral Verde” sobre esas aguas y estimular a los estados que reclaman soberanía sobre esa área a compartir datos sobre la pesca. 

Acordaron que el Mar Oriental cuenta con varias rutas marítimas estratégicas y una abundante reserva petrolera y constituye la mayor fuente mundial de productos acuáticos explotados por el 85 por ciento de los pescadores regionales. - VNA