Ciudad Ho Chi Minh (VNA) – Más de 45 por ciento de los hombres vietnamitas fuman, lo que constituye una carga para la sociedad, remarcaron expertos durante una conferencia sobre el daño del tabaco para la salud, efectuada en esta urbe sureña.


Una cifra considerable son personas con dificultades económicas, reveló un estudio que indicó que los pobres gastan hasta el 5,3 por ciento de sus ingresos en la compra de cigarrillo.

 La directora de la Organización HealthBridge Canada en Vietnam, Pham Thi Hoang Anh, explicó que causa preocupación el que la mayoría de los fumadores en este país comenzaron esa práctica en edades tempranas. Según una investigación realizada en 2015, hasta el 56 por ciento tenían menos de 20 años de edad cuando se elevaron el primer cigarrillo a la boca.

Para que Vietnam pueda reducir la tasa de consumo de tabaco para 2020 como se ha propuesto, el gobierno necesita aumentar el impuesto sobre este producto, coincidieron los participantes.

Precisaron que el impuesto aplicado por Vietnam a este artículo es bajo comparado con otros países, el 35,6 por ciento con respecto al promedio mundial de 56 por ciento, el 73 por ciento de Tailandia y el 66 por ciento de Singapur.

El profesor Nguyen Tuan Lam, representante de la Organización Mundial de la Salud en Vietnam, especificó que si se aumenta 10 por ciento el arancel sobre el cigarro, se reducirá cuatro por ciento su consumo en los países desarrollados y cinco por ciento en vía de desarrollo, especialmente el efecto sobre las personas de bajos recursos y los adolescentes será mucho más grande.

El humo de tabaco contiene unas siete mil sustancias tóxicas, de ellas 69 causantes de cáncer. En Vietnam, cerca de 40 mil personas fallecieron anualmente por enfermedades relacionadas con el cigarrillo, y se prevé que esta cifra podrá elevarse a 70 mil en el futuro cercano. –VNA
VNA-SALUD