Durante los últimos años, en vísperas de la tradicional Fiesta nacional del Tet (Nuevo Año Lunar), las gentes en las tierras bajas de Vietnam, incluso los capitalinos de Hanoi, tienen la costumbre de irse a las áreas montañosas para comprar y compartir un cerdo negro en las comidas de esta celebración.


Por tal motivo, cada año al entrar en diciembre del calendario Lunar, muchos dueños de granjas porcinas en las afueras de Hanoi reciben depósitos de los clientes para la compra de cerdos negros. 

“Cazar” cerdos negros en ocasion del Ano Nuevo Lunar hinh anh 1Una finca de cría de cerdos (Fuente:Vietnamplus)

Nguyen Thuy, propietario de una finca en el distrito de Chuong My, dio a conocer que este año, muchos clientes han llegado directamente al lugar (sin acudir a intermediarios) para escoger ellos mismos los cerdos de buena calidad, generalmente de 70-80 kilogramos de peso.

Hay muchos tipos de cerdos negros, o sea los criados en las áreas suburbanas de Hanoi o en las provincias vecinas de Hoa Binh y Phu Tho, especialmente pesan mucho más que los en las zonas montañosas septentrionales, que suelen tener solo de 30 a 50 kilos. Estos últimos se alimentan simplemente de maíz, harina de arroz y hierbas, mientras recorren los patios de las casas o a lo largo de los caminos locales.

La carne de este conocido tipo de cerdo montañés es muy rica y sabrosa.  Por lo cual, muchos capitalinos van hasta las aldeas montañosas de Muong Khuong, Bat Xat, Bac Ha y Sapa, en la provincia de Lao Cai, a unos 500 kilómetros al noroeste de Hanoi, para comprar cerdos negros.

Trung Kien, residente en la calle de Nguyen Trai, del distrito de Thanh Xuan, comentó que cada día es más difícil comprar un cerdo negro de 40-50 kilogramos, hasta dejando depósitos.

Subrayó que a partir de mediados de noviembre del calendario lunar (un mes y medio antes del Tet), fue a la provincia norteña de Lao Cai para preguntar al dueño de una familia conocida para poder conseguir un cerdo negro; sin embargo, no tenía debido a los efectos de la epidemia de la fiebre porcina africana.

Por ello, acudió a otra familia, que poseía numerosos cerdos, pero todos ya estaban vendidos con antelación.

A Le Ngoc, una trabajadora de una compañía de importación-exportación en Hanoi, condujo en moto cientos de kilómetros hasta la aldea de Lung Khau Nhin, en la provincia de Lao Cai, con el objetivo de comprar dos cerdos negros para la celebrar una fiesta de los empleados en vísperas del Tet.

Fue buscando casa por casa y por suerte logró conseguir dos animales de 50 kilos con precios de 120-130 mil dongs (10 dólares) por kilo neto.

Ngoc expresó que el precio de los cerdos negros criados de manera orgánica y limpia en las montañas, ha sido siempre más caro en comparación con aquellos de las fincas en las afueras de Hanoi.

ESCONDER DE LOS CLIENTES

El señor Tran Van Binh, dueño de una finca porcina en la aldea de Phong Nien, distrito de Bao Thang, provincia de Lao Cai, reveló que los días antes del Tet, diariamente recibe decenas de llamadas de personas interesadas en comprar cerdos negros. 

“Cazar” cerdos negros en ocasion del Ano Nuevo Lunar hinh anh 2Tran Van Binh, dueño de una finca porcina en la aldea de Phong Nien, distrito de Bao Thang, provincia de Lao Cai (Fuente:Vietnamplus)


Por esa razón, muchas veces tenía que apagar el celular o salir de la casa para no verse atosigado por los clientes. También recalcó que con el cumplimiento adecuado de las medidas de prevención de las enfermedades, más de cien cabezas porcinas de su finca crecieron normalmente hasta el Tet.  Con la venta de estos animales en ocasión del Nuevo Año Lunar, registró una ganancia de 800 millones de dongs (35 mil dólares).

Mientras, Tran Van Tien, vicepresidente del Comité Popular de la aldea de Ban Xen, de esa misma provincia, expresó que este año el rebaño de esa área disminuyó a consecuencia de la epidemia de la fiebre porcina africana, por lo que solo quedaban mil cabezas, incluidas 700 reservadas para el Tet.  Como hubo gran escasez de ese animal, su precio se disparó considerablemente.

Cada año, en vísperas del Tet, mucha gente de las zonas norteñas van hacia distintas provincias de la zona montañosa del noroeste del país, en el afán de comprar buenos cerdos negros para preparar los platos típicos durante los encuentros con sus familiares y amigos a finales del año, a la par de buscar hermosos ramos de flor de melocotón silvestre para adornar la casa  en ocasión de la tradicional Fiesta nacional. 

“Cazar” cerdos negros en ocasion del Ano Nuevo Lunar hinh anh 3Un cliente (Fuente:Vietnamplus)


Pues, el Tet es la fiesta nacional más grande y sagrada del pueblo vietnamita. Se trata de una ocasión perfecta para la reunión familiar y cualquier vietnamita que trabaja lejos o en el extranjero siempre desea y trata de volver a su tierra natal para reencontrarse con sus seres queridos en la Nochebuena del año lunar, que cae generalmente a finales de enero o comienzos de febrero del calendario universal./.