Da Nang, Vietnam, 07 nov (VNA) - Un total de 13,7 hectáreas de suelos contaminados por el Agente Naranja/dioxina del área del aeropuerto vietnamita de Da Nang que ya están libres de sustancias toxicas fueron entregadas hoy al Ministerio de Transporte para su uso.
 
Durante el acto de entrega de suelos contaminados por dioxina que ya está libres de toxicos (Fuente: VNA)

Se trata de la tercera y última entrega de esas tierras para la ampliación del aeródromo de esta ciudad. Con esta suma, el volumen total de los suelos ya limpios totalizó 32,4 hectáreas.

El acto de entrega marcó la finalización del proyecto de tratamiento de zonas contaminadas de ese lugar que se extendió por seis años con una inversión total de 112 millones de dólares, de los cuales 110 millones provinieron de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Antes de la finalización del programa, el aeropuerto de Da Nang era considerado uno de los “puntos candentes” de la contaminación por dioxina en Vietnam. El primero de abril de 2011, el Ministerio de Defensa aprobó el proyecto para su desintoxicación, ejecutado por el Comando de la Fuerza Aérea y Antiaérea en coordinación con la USAID.

Gracias a este plan se han purificado con éxito más de 90 mil metros cúbicos de suelos y sedimentos contaminados por la disipación del calor, y se han aislado otros 50 mil con bajo nivel de contaminación.

En la ceremonia, el viceministro de Defensa vietnamita, coronel general Nguyen Chi Vinh, indicó que a pesar de que la guerra en Vietnam terminó hace décadas, las consecuencias provocadas por las bombas, minas remanentes y las toxinas químicas aún afectan directamente a la salud  de las personas, el medio ambiente y el desarrollo socioeconómico del país.

Reiteró que el Partido, el Gobierno y las agencias competentes han implementado varias políticas y medidas prácticas para promover la superación de las secuelas de la conflagración, particularmente, la desintoxicación de los tóxicos remanentes.

El dirigente militar sugirió que las autoridades vietnamitas y estadounidenses continúen cooperando estrechamente para monitorear a largo plazo las condiciones ambientales del sitio después del proyecto, y expresó su deseo de que se lance en 2019 un plan similar destinado al tratamiento de áreas contaminadas en el aeropuerto de Bien Hoa, en la provincia sureña de Dong Nai.

Durante el lapso 1961-1971, la aviación estadounidense roció sobre territorio vietnamita 80 millones de litros de herbicida que contenían 400 kilogramos de dioxina, uno de los componentes químicos más tóxicos conocidos por el hombre.

La mayor guerra química en la historia dejó a seis millones 800 mil vietnamitas expuestos al letal tóxico. Miles de ellos fallecieron, mientras otros millones de víctimas y sus descendientes padecen hoy de enfermedades causadas por el defoliante.

Datos oficiales señalan, además, que en Vietnam alrededor de seis millones de hectáreas están aún contaminadas por bombas, minas y dioxina. – VNA