Seúl (VNA) - Los veteranos de guerra sudcoreanos condenaron el uso por las tropas estadounidenses del Agente Naranja durante la guerra en Vietnam, y exigieron que la administración norteamericana asuma responsabilidad, pida perdón y compense a las víctimas de esa arma química.

Veteranos sudcoreanos en la conferencia de prensa (Fuente: VNA)


La Asociación de Medidas de Seguridad Sana de Corea del Sur (KHSMA), un grupo de defensa de los veteranos de guerra, celebró este lunes una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros en Seúl, a la que asistieron además cientos de exsoldados en su mayoría con más de 70 años de edad.

El presidente de la KHSMA, Kim Sung-woong, dijo que esa asociación tiene como objetivo recibir la asignación impaga de combate, que debería haberse otorgado a los veteranos sudcoreanos hace al menos cinco décadas.

Indicó que hasta 240 mil veteranos de Estados Unidos y de algunos países que participaron en la guerra en Vietnam, recibieron una compensación de tres mil 700 dólares cada uno. 

Sin embargo, señaló, aún no hay impuestos por combate para 23 mil sudcoreanos víctimas del Agente Naranja, quienes lucharon del lado estadounidense en ese conflicto bélico.

En julio de 1994, un total de 26 víctimas de esa sustancia de este país presentaron una demanda ante un tribunal estadounidense, la cual fue rechazada, y no se otorgó ninguna indemnización.

Subrayó que el uso del Agente Naranja, arma de destrucción masiva prohibida, en la guerra en Vietnam, fue un crimen contra la humanidad.

El ejército estadounidense roció en la nación indochina unos 80 millones de litros de herbicida que contenía 400 kilógramos del Agente Naranja.

Más de cuatro millones 800 mil personas resultaron expuestas a esos ataques, según datos de la Asociación de Víctimas del Agente Naranja/Dioxina de Vietnam.

Entre los efectos, aún visibles más de 40 años después, están las deformaciones severas, daños cerebrales y físicos, defectos congénitos, así como diferentes tipos de cáncer. – VNA